Un estudio de Global Fashion Agenda (GFA) asegura que la moda puede ser un 80% circular en 2030

 Tiempo de lectura: 3 minutos

Un estudio de Global Fashion Agenda (GFA) asegura que la moda puede ser un 80% circular en 2030
● Una nueva investigación demuestra el potencial de colaboración precompetitiva para escalar las tecnologías de reciclaje textil.
● La oportunidad del reciclaje textil ofrece el potencial de impulsar hasta un 80% de circularidad en la cadena de valor de la moda, al mismo tiempo que crea puestos de trabajo y valor para los inversores. 
● Escalar el reciclaje de textiles podría construir un mercado de 10 a 20 mil millones de dólares. 
● Todas las principales tecnologías de reciclaje que tienen un mejor impacto ambiental en varios indicadores.
● El programa Circular Fashion Partnership en Bangladesh ha demostrado cómo los actores de la industria pueden trabajar juntos para superar las barreras para escalar los mercados de reciclaje incipientes.

23 de noviembre de 2021

Un estudio de Global Fashion Agenda (GFA) asegura que la moda puede ser un 80% circular en 2030

A raíz de la COP26,  GLOBAL FASHION AGENDA (GFA), la organización sin fines de lucro líder en la colaboración de la industria sobre sostenibilidad en la moda, ha publicado  Scaling Circularity, un nuevo informe que revela las oportunidades y la inversión necesarias para escalar los sistemas circulares de moda.

El informe, escrito con el socio de conocimiento estratégico de GFA, McKinsey & Company, concluye que la industria de la moda podría volverse un 80% circular para 2030 si aumenta la inversión en las tecnologías e infraestructuras de reciclaje existentes. Demuestra que las colaboraciones precompetitivas pueden desempeñar un papel fundamental en la aceleración de la transición de la industria hacia un crecimiento sostenible e inclusivo, centrándose en el estudio de caso del reciclaje textil.

Bangladesh como foco de la muestra del estudio

Los hallazgos se basan en análisis independientes y estudios de CIRCULAR FASHION PARTNERSHIP  en Bangladesh, un proyecto intersectorial para escalar el reciclaje postindustrial y capturar el valor textil a nivel nacional en Bangladesh, uno de los países productores de prendas de vestir más grandes del mundo.

La investigación se centra en el reciclaje de textiles y explica que las principales tecnologías de reciclaje ofrecen mejores resultados ambientales en las emisiones de GEI, el agotamiento del agua y el uso de la tierra. Además, todas las tecnologías tienen el potencial de ser más rentables que el uso de materiales vírgenes correspondientes si se escalan.

Es necesaria una inversión de menos de 5-7 mil millones de inversión de capital en tecnologías de reciclaje para 2026

Las tecnologías actuales tienen el potencial de ofrecer un 75% de reciclaje de textil a textil en el sistema de moda y un 5% más de materia prima reciclada de otras industrias. Para cumplir con este escenario, el sector requiere al menos 5-7 mil millones de inversión de capital en tecnologías de reciclaje para 2026, así como una mayor movilización de capital hacia la infraestructura de recolección y clasificación.

La investigación indica que el caso comercial para invertir en infraestructura de reciclaje es atractivo si existe una mayor transparencia de la demanda de materiales reciclados y el suministro constante de materia prima trazable de alta calidad. Al convocar a actores influyentes a lo largo del ciclo de valor de la moda, desarrollar la trazabilidad de los flujos de residuos y alinearse con los incentivos mutuos, las colaboraciones precompetitivas desempeñan un papel único para asegurar la oferta, la demanda y atraer inversiones comerciales donde se necesitan al ritmo. La Circular Fashion Partnership lo demuestra.

La tecnología… ya existe, el objetivo es posible

Federica Marchionni, directora ejecutiva de Global Fashion Agenda, explica que “esta investigación demuestra que existen las tecnologías de reciclaje necesarias, brindan enormes mejoras en el impacto ambiental y que la economía funciona a escala. El desafío es proporcionar condiciones para escalar. Con suficiente inversión, políticas de apoyo y al permitir colaboraciones precompetitivas, soy optimista de que podemos crear un sistema circular rentable y acelerar el viaje de la moda a cero”.

Karl-Magnus Hendrik,  socio senior y líder de la la división de Ropa, Grupo Moda y Lujo, de Mckinsey & Company, añade que “el reciclaje de textiles debe escalarse rápidamente para ayudar a la industria de la moda permanecer en una vía de 1,5 ° C. Este informe enfatiza la oportunidad que a menudo se pasa por alto para el reciclaje de textiles en desechos postindustriales. Destaca el poder de las partes interesadas de la industria que trabajan juntas para acelerar el cambio. La Circular Fashion Partnership es una prueba del poder de la colaboración precompetitiva, y su modelo de impacto debe replicarse y ampliarse”.

Poner en práctica la circularidad en Bangladesh:

El informe presenta los análisis de la Circular Fashion Partnership en Bangladesh. Desde su lanzamiento en octubre de 2020, la asociación utilizó la plataforma SaaS de Reverse Resources para mapear y rastrear más de 1.000 toneladas de desechos textiles en Bangladesh. Se espera que alcance más de 200 toneladas al mes para fines de 2021, un logro significativo en el contexto de la pandemia mundial. El análisis muestra el caso sólido para escalar este modelo a otros mercados, incluidos Vietnam, Turquía, India, Malasia, Indonesia y Bangladesh, afirmando que hay una oportunidad de 4.500 millones de dólares.

El estudio del caso también ilumina las acciones críticas necesarias para superar las barreras a los sistemas de escala, que incluyen: formalizar el sector informal de gestión de residuos, proporcionar alternativas a los casos de uso actuales para los residuos textiles y asegurar el suministro de materia prima de calidad y la demanda de productos reciclados.

NOTICIAS RELACIONADAS

No hay noticias relacionadas

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias