Ulysse Nardin presenta los nuevos modelos del reloj Marine Tourpilleur con motivo de la Geneva Watch Days

 Tiempo de lectura: 7 minutos

Ulysse Nardin presenta los nuevos modelos del reloj Marine Tourpilleur con motivo de la Geneva Watch Days
● ¡DISPAREN CAÑONES!
● CRONOMETRÍA: EL MANTRA DE ULYSSE NARDIN DURANTE 175 AÑOS.
● UNA HISTORIA DEL TIEMPO. UNA HISTORIA DE LA RELOJERÍA DE PRECISIÓN.
● LA PRECISIÓN VENCERÁ SIEMPRE A LA POTENCIA.Y LA CRONOMETRÍA VENCERÁ SIEMPRE A LA VELOCIDAD. EL TIEMPO ES LO ÚNICO QUE IMPORTA.

29 de septiembre de 2021

Ulysse Nardin presenta los nuevos modelos del reloj Marine Tourpilleur con motivo de la Geneva Watch Days

El modelo Marine Torpilleur, lanzado en 2017, es un avatar de las raíces y la historia de Ulysse Nardin y se une a la larga lista de cronómetros ilustres de la Colección Marine del siglo XIX, cuando los exploradores vagaban por los océanos con sus cronómetros de abordo. El reloj que más encarna hoy esta creatividad innovadora y con visión de futuro es el Marine Torpilleur. Para celebrar este trascendental 175 Aniversario, Ulysse Nardin ha ampliado su colección de Marine Torpilleur con dos nuevos movimientos, complicaciones, cronógrafos y esferas esmaltadas. Todas las novedades se producen en ediciones limitadas, llevan la inscripción “Chronometry since 1846” a las 6 horas en el pequeño segundero y un minutero aligerado en comparación con la colección principal.

Siete nuevos modelos

Los siete nuevos modelos Marine Torpilleur han sido lanzados durante Geneva Watch Days, que tiene lugar en la capital suiza de la relojería. El Marine Torpilleur encarna la mentalidad inconformista de Ulysse Nardin, así como la filosofía de excelencia y la búsqueda de la precisión a las que el relojero suizo sigue siendo fiel hasta la fecha en las localidades de Le Locle y la Chaux-de-Fonds.

En 1846, Ulysse Nardin fundó la empresa en Le Locle, Suiza, la cual lleva su nombre hasta la actualidad. Él y su descendiente, Paul-David Nardin, llegarían a forjarse una reputación estelar como maestros de cronómetros marinos para armadas de todo el mundo, ganando concursos de excelencia relojera y recibiendo encargos de sus indispensables herramientas de navegación. Suministró sus invenciones a más de 50 armadas, institutos geodésicos y observatorios astronómicos. Los cronómetros de bolsillo de Ulysse Nardin se encontraban entre los más codiciados por los oficiales navales y los capitanes mercantes de todo el mundo. Esa historia náutica excepcional llevó a la creación del icónico cronómetro de marina, la máxima expresión de rendimiento técnico y diseño elegante.

El reloj de los exploradores y espíritus libres

El año 2017 vio nacer un cronómetro de nueva generación, hecho para la era moderna: el Marine Torpilleur. Llamado así por las pequeñas y rápidas naves de esa época, cuya agilidad aseguraba que pudieran superar fácilmente a las naves más grandes, este es un reloj para exploradores contemporáneos. Una versión más liviana y delgada del icónico cronómetro marino de Ulysse Nardin, el Marine Torpilleur está hecho para aventureros de espíritu libre.

La cronometría, que requiere el más alto nivel de destreza, ha sido el dominio exclusivo de Ulysse Nardin desde 1846, siguiendo la tradición de su relojería técnica desde su creación. Durante el siglo XVIII, los cronómetros marinos con suficiente precisión, que permitían la exploración a larga distancia, experimentaron sus primeras pruebas como herramientas de navegación. En ese momento, actuaron como un complemento a la experiencia requerida en navegación astral y los cálculos precisos basados en el tiempo necesario para encontrar la longitud. En ese momento, un cronómetro de abordo era una herramienta estratégica tan esencial como un GPS o un sistema de radar para un buque de guerra.

Todos estos instrumentos de precisión tienen los códigos históricos de los cronómetros marinos como son un bisel estriado, números romanos y doble contador. Cada modelo, equipado con un escape de silicio, tiene una estética distintiva y un diseño propio, que ilustra el legado y los códigos históricos de la marca. Junto con el Torpilleur Esmalte Grand Feu Azul -el icono de la colección- se incluye el Marine Torpilleur Panda, el Moonphase blanco, el Moonphase azul, el Cronógrafo Blanco, el Cronógrafo Azul y el Tourbillon Esmalte Grand Feu Negro en oro rosa. Provistos de una correa de piel de aligátor, todos son compatibles con la R-Strap, fabricada con redes de pesca recicladas. Cada reloj es tan único como la persona que lo luce y está listo para acompañar a los Ulises modernos en sus viajes en alta mar contra viento y marea.

Técnica de esmaltado Grand Feu llevada a cabo por Donzé Cadrans

El esmalte es un arte delicado que Ulysse Nardin continúa practicando hoy. Uno de los nuevos Marine Torpilleur tiene una magnífica esfera esmaltada en azul Ulysse Nardin (técnica Grand Feu). Gracias a la colaboración de la empresa con Donzé Cadrans, un taller de esmaltado independiente con sede en Le Locle, Suiza, adquirido por la manufactura en 2011, Ulysse Nardin ha podido innovar y mejorar constantemente esta técnica artesanal, en el que más del 90% de proceso se realiza a mano. Ulysse Nardin domina este métier d’art como ningún otro relojero del mundo, incluida la técnica del esmalte Grand Feu y el cloisonné, que consiste en crear un diseño depositando esmaltes de colores en compartimentos creados con hilo de oro.

A pesar de que al principio un cronómetro marino costaba el equivalente a un tercio del precio total del barco apto para navegar, estos modelos replican todos los códigos de un cronómetro de marina tradicional de Ulysse Nardin. Las agujas tipo catedral, los números romanos y la indicación de la reserva de marcha antes de necesitar ser utilizados o darles cuerda son descendientes directos de los primeros diseños producidos por Ulysse Nardin. Con una considerable reserva de marcha de 60 horas, estos novedosos modelos representan los exitosos avances tecnológicos realizados en los cronómetros originales, a los que había que dar cuerda aunque estaban pensados para seguir funcionando con precisión para contar los segundos transcurridos día tras día durante el viaje.

Uno de los nuevos modelos más llamativos para lucir en 2021 encarna toda la historia de los valores de Ulysse Nardin de exploración técnica y precisión sin precedentes en cronometría marina. El modelo Marine Torpilleur Panda, con dos subesferas azul oscuro dentro de una esfera blanca (una que contiene el indicador de reserva de marcha y otra que alberga el segundero y la fecha) es un diseño nunca visto en Ulysse Nardin.

Modelo Panda

Es la primera vez que la manufactura ha utilizado el diseño Panda, llamado así por su parecido con la cara de un oso panda, con dos ojos oscuros en medio de una cara blanca. La esfera Panda barnizada con agujas rodiadas lleva la inscripción en la subesfera inferior que “Chronometry since 1846” alberga el segundero. El reloj emplea la tecnología de Silicio y DIAMonSIL y funciona gracias al movimiento UN-118. Limitado a solo 300 piezas, el Marine Torpilleur Panda de 42 mm de diámetro viene con la opción de una correa de piel de aligátor marrón o azul, un brazalete metálico, una correa de caucho o una R-Strap.

Precisión de hasta una décima de segundo

Producidos por primera vez entre 1936 y 1980, los relojes de bolsillo Ulysse Nardin Marine Torpilleur Cronógrafo de esa época daban la hora con una precisión de hasta una décima de segundo. Utilizada durante los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, esta precisión revolucionó el cronometraje. Estos cronógrafos, empleados por clubes automovilísticos, comisiones geodésicas y en las expediciones científicas, iban acompañados de una certificación oficial que garantizaba su extrema precisión.

La versión de 2021 incluye una esfera barnizada en blanco o azul mate, y el movimiento de manufactura UN-153, que es una evolución del anterior movimiento UN-150. La esfera blanca está adornada con pequeños contadores plateados y un calendario anual ubicado a las 9 horas, justo encima de la inscripción que recuerda que Ulysse Nardin ha sido el líder en “Chronometry since 1846”. El sistema de calendario anual empleado en el modelo de calibre perpetuo de 1996, un invento de Ludwig Oechslin, se ha mejorado: todos los ajustes pueden realizarse en ambos sentidos por medio de la corona, lo que facilita la puesta en hora y el ajuste de la fecha.

Para los primeros astrónomos, desde Galileo Galilei hasta Copérnico y Johannes Kepler, la importancia de la navegación astronómica no podía subestimarse. La astronomía, una de las preocupaciones más antiguas de la humanidad, se ocupa de todos los cuerpos celestes, desde los planetas y sus satélites hasta los cometas, meteoros, cuásares y galaxias, y ha despertado continuamente la curiosidad de la humanidad. La luna de nuestro planeta ha sido de particular interés, ya que tiene un impacto directo en los océanos y afecta nuestra vida en la tierra.

Relojes con fases lunares

Ulysse Nardin produce relojes con fases lunares desde finales del siglo XIX. La fase lunar es una complicación que está en el corazón de todo instrumento astronómico, ya que las fases de la luna controlan las mareas y, por lo tanto, la navegación.

El Marine Torpilleur Moonphase presenta una esfera azul o blanca y su uso realza el placer de poder admirar la luna desde la Tierra y sus vastos mares. El Torpilleur es el nombre francés para un torpedero, un barco de ataque que necesitaba sobre todo ser rápido y con una puntería precisa. Usados en combinación con un sextante, los cronómetros de antaño permitían una navegación astronómica detallada que incluía el seguimiento de las fases de la luna para comprender los movimientos del océano de la mejor manera posible. Este Marine Torpilleur Moonphase, descendiente más reciente de esta ilustre flota, permite al hombre moderno hacer lo mismo, ya sea en la cubierta de su propio velero o simplemente admirando el Océano desde la costa.

En Ulysse Nardin, los cronómetros con tourbillon provienen de un arte que se remonta a finales del siglo XIX. El tourbillon contribuyó a la búsqueda de la máxima precisión, teniendo como principal función compensar los errores en la marcha del movimiento debidos a los efectos de la gravedad terrestre en posición vertical. Desde 1983, con Rolf Schnyder al frente de la empresa durante más de 30 años, Ulysse Nardin continúa la tradición de su legado. LaMaison no deja de desarrollar nuevas jaulas giratorias y enriquecer la larga lista de sus hazañas relojeras.

Ulysse Nardin Marine Torpilleur Tourbillon Grand Feu

El Ulysse Nardin Marine Torpilleur Tourbillon Grand Feu está al mando de esta nueva colección excepcional. Este modelo de oro rosa tiene un fondo de caja abierto de zafiro y se completa con un bisel estriado. La esfera de esmalte negro Grand Feu de Donzé Cadrans ostenta con orgullo su reserva de marcha a las 12 horas, mientras que las agujas de oro rosa indican la hora exacta.

Una correa de piel de aligátor negra remata esta joya de la mecánica, que también es compatible con una correa de caucho o una R- Strap. El cierre desplegable de oro rosa facilita la sujeción de este reloj de alto rendimiento, mientras que el movimiento mecánico de cuerda automática de manufactura y fuerza constante, calibre UN- 128, anima al tourbillon volante, otro punto fuerte del Marine Torpilleur.

Este Tourbillon de escape constante UN patentado ganó el Premio Tourbillon en la ceremonia anual de entrega de premios del GPHG (Grand Prix d’Horlogerie de Genève) de 2015 y es una de las características especiales de este modelo estelar. Con un diámetro de 42 mm, sumergible hasta 50 metros, los 208 componentes y los 36 rubíes alojados en el interior de la magnífica caja hacen que este reloj nunca pase inadvertido.

Ulysse Nardin es una Manufactura vanguardista inspirada en el universo marino que ofrece relojes a los espíritus libres.

Ulysse Nardin

Fundada en 1846 por el relojero Ulysse Nardin y orgullosa integrante del grupo mundial de lujo Kering desde noviembre de 2014, Ulysse Nardin ha escrito algunos de los mejores capítulos de la Alta Relojería. Sus primeros éxitos están vinculados al mundo de la navegación: sus cronómetros de marina son de los más fiables que existen y siguen siendo codiciados por los coleccionistas de todo el mundo.

Pionera en la tecnología vanguardista y en el uso innovador de materiales como el silicio, Ulysse Nardin es una de las pocas manufacturas con experiencia y maestría in house capaz de producir sus propios componentes y movimientos de alta precisión. Este excepcional nivel de excelencia relojera le ha valido a Ulysse Nardin pertenecer al círculo más prestigioso de la relojería suiza: Fondation de la Haute Horlogerie.

Ulysse Nardin actúa a favor de la conservación de los océanos principalmente de dos formas: reduciendo la contaminación por plásticos marinos y desarrollando conocimientos científicos sobre la conservación de los tiburones, cuyo animal es su emblema. Hoy, desde Le Locle y La Chaux-de-Fonds en Suiza, Ulysse Nardin continúa su búsqueda de la perfección relojera en torno a cuatro pilares: Marine, Diver, Blast y Freak. En 2021, Ulysse Nardin celebra su 175 Aniversario y ofrece a los fans de la exploración una odisea vertical, desde las profundidades abisales hasta los confines de la atmósfera.

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias