Ternua: camisetas ecológicas y sostenibles tintadas con residuos de remolacha, olivas, cáscaras de nuez y de castaña 

 Tiempo de lectura: 4 minutos

Ternua: camisetas ecológicas y sostenibles tintadas con residuos de remolacha, olivas, cáscaras de nuez y de castaña 
Proyecto de economia circular “colorcycle”.

30 de mayo de 2022

Ternua: camisetas ecológicas y sostenibles tintadas con residuos de remolacha, olivas, cáscaras de nuez y de castaña 

Ternua continúa dando vida a su línea Colorcycle, en la que se reutiliza residuos agrícolas no comestibles para transformarlos en tintes naturales para sus prendas. Lo que empezó en 2018 con las cáscaras de nueces recogidas en las sidrerías gipuzkoanas, hoy son también residuos de remolacha, olivas y cáscaras de castaña los elementos utilizados para crear tintes naturales del color de la tierra. En esta colección PV 22 ha incluido los modelos EFNAR T-SHIRT de hombre y mujer y la camiseta SAMAR de hombre y mujer.

Además de este tintado ecológico, las camisetas están fabricadas con tejido que mezcla algodón reciclado (procedente de productos que han sido reciclados al final de su vida útil) y poliéster reciclado (procedente de residuos de botellas PET).

El 5 de junio es el Día del Medio Ambiente ¡viste con conciencia y con prendas duraderas que estén hechas de forma responsable! Todas las prendas de Ternua están fabricadas bajo criterios de innovación sostenible, con tejidos y tratamientos respetuosos con el medio ambiente.

Ternua

Desde su creación en 1994 la marca ha apostado por fabricar prendas de forma diferente, apostando por materiales, rellenos y tratamientos respetuosos con el medio ambiente. Se puede decir que es la marca pionera en sostenibilidad a nivel nacional. De hecho, en su primera colección ya introdujo forros polares hechos a partir del reciclado de botellas de plástico. El craftmanship, la sostenibilidad y la innovación son sus tres valores de marca, así como un diseño único que le distingue a golpe de vista.

Muchos reconocen la marca por su símbolo, la cola de ballena. Un guiño a los aventureros vascos que iban antiguamente a Terranova (Ternua en euskera) para pescar ballenas y vivir de lo que estos animales les daban. Sin embargo, la marca le dio un giro a esta historia, posicionándose en defensa de estos mamíferos y, por ello, apadrinó cuatro ballenas que viven en el Golfo de México y que algunas de ellas ya han tenido sus ballenatos. Y es que Ternua quiere vestir y equipar a personas de alma aventurera con una sensibilidad hacia el medio ambiente. Quiere diseñar prendas que protejan a las personas durante su actividad al aire libre y que, al mismo tiempo, protejan la naturaleza, utilizando materiales y tratamientos respetuosos con el medio.

Así, Ternua fue pionera a nivel mundial en utilizar pluma reciclada en 2015 (Premio ISPO AWARD Gold Winner 2016 por sus chaquetas Terranova y South River de relleno de pluma reciclada) y una de las primeras marcas a nivel europeo en eliminar las sustancias nocivas (PFC’S) de sus tratamientos de repelencia al agua en 2016. A día de hoy son numerosos los materiales que reciclan a la hora de elaborar sus prendas: algodón, pluma, posos de café, redes de pesca, plástico PET, basura plástica marina, cáscaras de nueces, lana, moquetas de tren o tejidos ya en desuso.

Cabe destacar también que, desde hace ya varios años, Ternua está promoviendo iniciativas singulares, proyectos de economía circular con impacto positivo en el entorno local, que buscan hacer una llamada a la acción a empresas del sector y del entorno. Redcycle fue su primera iniciativa. A través de este proyecto Ternua recuperó, gracias a la cooperación de las cofradías de pesca vascas, 12 toneladas de redes de pesca abandonadas en el Cantábrico y que reconvirtió en hilo Econyl, en colaboración con Aquafil. Con este hilo la marca ha fabricado desde productos menos técnicos como el pantalón urbano Ride On (Outdoor Industry Award 2017), una gorra o una mochila para trekking, hasta prendas muy técnicas como el mono de competición para la práctica de ski de montaña Blackcomb (ISPO Award Gold Winner 2019) o una chaqueta para subir grandes cimas, pasando por mallas o pantalones de trekking.

Tres años más tarde, llevó a cabo Nutcycle, una iniciativa a través de la cual recogió 500 kg de cáscaras de nueces de las sidrerías guipuzcoanas, un residuo sin salida hasta entonces, que transformó en tinte natural para sus prendas, gracias a la cooperación de Archroma. En 2019 presentó Seacycle, En colaboración con AZTI-Tecnalia, el Gobierno Vasco (IHOBE), EKO-REC y Seaqual, Ternua aprovechó los residuos plásticos que tres barcos pesqueros recogieron a lo largo de la costa vasca, los mezcló con plástico del contenedor amarillo y los convirtió en tejido de calidad que utilizó para desarrollar prendas técnicas de calidad y sostenibles. En 2020 impulsó Artileshell, una iniciativa ideada por la marca que propone la utilización de un recurso natural de gran importancia a nivel local como es la lana de oveja Latxa. Un material sin salida y que Ternua le ha dado un nuevo uso, como aislante térmico ecológico y sostenible, con muchas propiedades técnicas y muy novedoso. El último proyecto que ha presentado es Wearcycle (2021), a través del cual ha transformado sábanas de hoteles cuyo ciclo de vida había acabado en camisetas de algodón de alta calidad.

Al margen, la marca es miembro del Consejo del European Outdoor Group, que incluye a las marcas de Outdoor y montaña más importantes del mundo, que colaboran de una forma constructiva y positiva en la promoción de los interés comunes del sector del Outdoor europeo. Forma parte de EOCA, European Outdoor Conservation Association, y es uno de los miembros fundadores y uno de los miembros del consejo de IGOT, It’s Great Out There, asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es fomentar la práctica de actividades al aire libre con el objetivo de luchar contra los fenómenos de sedentarismo y de esta forma mejorar la calidad de vida y la socialización de las personas. Además, patrocina eventos y deportistas de primer nivel.

En el ámbito de la innovación, Ternua cuenta con colaboradores de élite, entre los que destaca el alpinista Alberto Iñurrategi o el japonés Kazuya Iraide (ganador de varios Piolet de Oro), que examinan y testean los prototipos de pendas que se diseñan, a modo de laboratorio de innovación, ya que marcan los nuevos retos en el desarrollo de los nuevos productos testeándolos antes de lanzarlos al mercado (Proyecto What’s Next). Por último, se debe destacar el carácter Craftmanship de la marca, como fabricante real de ropa, con capacidad de confeccionar prendas en su propia sede, algo que pocas marcas pueden llevar a cabo.

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias