Tapia defiende en el Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea un nuevo reglamento sobre ecodiseño para impulsar la economía circular

 Tiempo de lectura: 3 minutos

Arantxa Tapia Otaegi, consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco
● La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia Otaegi, ha presentado este lunes en Luxemburgo la posición común de las Comunidades Autónomas sobre un nuevo marco de diseño ecológico aplicable a los productos sostenibles.

● El 80% de los impactos ambientales de un producto a lo largo de todo su ciclo de vida quedan fijados en la fase de diseño.

25 de octubre de 2022

Arantxa Tapia Otaegi, consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco

La consejera Arantxa Tapia ha participado este lunes en el Consejo de Ministros de la Unión Europea, celebrado en Luxemburgo, en representación de las Comunidades Autónomas, donde ha defendido la propuesta de reglamento europeo que tiene por objeto el establecimiento de requisitos de diseño ambiental aplicables a los productos sostenibles.

La Unión Europea reconoce que las normas actuales europeas no abordan adecuadamente la producción y el consumo sostenibles, lo que lleva a que existan normas de los diferentes estados miembro cada vez más divergentes sobre la sostenibilidad de los productos. A esto se suma que en la actualidad el diseño de los productos no toma en cuenta como debiera los impactos ambientales a lo largo del ciclo de vida, en particular, los aspectos de circularidad. Por este motivo, los productos se sustituyen y eliminan con frecuencia, lo que conlleva un alto consumo de recursos materiales y energéticos asociados a su producción, distribución y eliminación.



Objetivo

El objetivo de la propuesta de este nuevo reglamento es la reducción de los impactos ambientales y sociales negativos de los productos, así como la mejora del funcionamiento del mercado interior. Entre otras cuestiones, este nuevo marco busca:

  • Mejorar la sostenibilidad de los productos;
  • Mejorar el acceso a la información sobre la sostenibilidad a lo largo de la cadena de suministro;
  • Incentivar unos productos y modelos de negocio más sostenibles;
  • Mejorar la aplicación del marco legislativo para productos sostenibles.

El nuevo reglamento quiere, por tanto, transformar el modelo económico europeo hacia un modelo de economía circular. Pero para garantizar la armonización y el buen funcionamiento del mercado interior europeo es necesario establecer un conjunto común de normas que incluyan requisitos aplicables a los productos, tanto para productos finales como para componentes y productos intermedios, así como la obligación de proporcionar información fiable a las y los usuarios finales.

Mejorar los aspectos de circularidad de los productos

Los requisitos que recoge el nuevo marco tienen por objetivo mejorar los aspectos de circularidad de los productos, cubriendo aspectos como durabilidad, reutilización, reparabilidad, posibilidad de mantenimiento y reacondicionamiento, presencia de sustancias preocupantes, eficiencia en el uso de recursos, contenido reciclado, posibilidad de refabricación y reciclado, o generación prevista de residuos.

“El 80% de los impactos ambientales de un producto a lo largo de todo su ciclo de vida quedan fijados en su fase de diseño, composición, reparabilidad, durabilidad. De ahí la importancia de actuar desde las etapas tempranas del diseño, para alagar su vida útil y su reciclaje”, ha subrayado la consejera Tapia durante su intervención.

Pasaporte digital de producto

Es vital asegurar que el consumo sea más sostenible, y en ello juega un papel fundamental la incorporación de requisitos obligatorios de información y etiquetado, a través del nuevo pasaporte digital de producto. El pasaporte digital de producto es el instrumento principal para mejorar el acceso a la información sobre la sostenibilidad del producto a lo largo del ciclo de vida. Incluirá información sobre el rendimiento de un producto, presencia de sustancias preocupantes o información dirigida a las personas consumidoras sobre el modo de instalar o utilizar un producto y su impacto ambiental.

Métodos como el de la Huella Ambiental Europea o el establecimiento de clases de rendimiento ambiental de producto, (por ejemplo, la graduación en el etiquetado de la A a la G), ayudarán a las personas consumidoras a la comparación ambiental entre los productos.

La posición común de las Comunidades Autónomas presentada por Tapia en el Consejo de la Unión Europea destaca, entre otros, la necesidad de:

  • garantizar la armonización y el buen funcionamiento del mercado interior europeo con unas condiciones de competencia equitativas;
  • la obligación de proporcionar información fiable a las personas usuarias finales;
  • ir retirando paulatinamente del mercado los productos con peor rendimiento ambiental, lo que aportará beneficios como la mejora de la durabilidad, la fiabilidad y la reparabilidad de los productos;
  • poner la información a disposición de los agentes del conjunto de la cadena de valor, a través del pasaporte digital del producto;
  • asegurar el cumplimiento de los requisitos emanados del reglamento mediante la vigilancia de mercado.

“Las empresas que utilicen una producción más sostenible adquirirán una mayor cuota de mercado de la UE y aumentarán su competitividad”

“En todo este proceso resultará fundamental acompañar a todo el tejido empresarial, con especial atención a las pequeñas y medianas empresas, para que todas puedan hacer frente a los cambios que van a exigir los nuevos requisitos planteados. Las empresas que utilicen una producción más sostenible adquirirán una mayor cuota de mercado de la UE y aumentarán su competitividad”, ha destacado Tapia en su discurso.

La consejera también ha aludido a la compra y contratación pública, al señalar que “como administraciones públicas, nos toca ser ejemplares en el marco de la contratación pública ecológica. Y para ello, es necesario disponer de directrices comunes”.

Precisamente, las nuevas directivas emanadas de Europa, así como los avances de Euskadi en economía circular serán uno de los ejes centrales del Basque Circular Summit, la cita más importante sobre economía circular y ecodiseño del Sur de Europa que prevé reunir en el recinto ferial de Ficoba, del 23 al 25 de noviembre próximos, a más de 500 especialistas en la materia.

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias