Sobriedad escultórica y juego de contrastes en Gancedo de la mano de Tristán Domecq

 Tiempo de lectura: 2 minutos

Sobriedad escultórica y juego de contrastes en Gancedo de la mano de Tristán Domecq
El espacio de decoración cedido por Gancedo en su flagship store de Madrid, se viste de gala, elegancia y sofisticación esta vez de la mano de Tristán Domecq interiorismo. Un estudio multidisciplinar, en el que se unen el mundo de la arquitectura, la construcción, el diseño y la decoración.

6 de septiembre de 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Sobriedad escultórica y juego de contrastes en Gancedo de la mano de Tristán Domecq

El estilo fresco, desenfadado, pero con un punto de sobriedad son sus señas de identidad: los materiales 100% naturales como la madera, el hierro o la piedra, componen la esencia de su forma de entender la decoración y así lo muestra en la propuesta creada para la firma líder en interiorismo textil.

Con el objetivo de huir del convencional salón o zonas de estar, el espacio que Tristán ha diseñado para Gancedo representa un comedor versátil, una estancia que puede servir al mismo tiempo como despacho o como un segundo hall, con un estilo ecléctico en el que una armoniosa combinación de elementos da forma al conjunto.

En la estancia, la tela Galápagos en color blanco de la colección Ethnic, le da una nueva vida a las antiguas butacas de madera que contrastan con una contemporánea mesa de comedor, diseño original del propio estudio. Inspirada en los años 70 y con una fuerte personalidad escultórica, la mesa está compuesta por un sobre de piedra natural, combinada con unas patas de madera de nogal que otorga un toque más cálido a la propuesta. Como resultado, el estudio ha creado un ambiente sofisticado y único.

El elemento más rompedor del conjunto es el cuadro expuesto, que aporta una pincelada vanguardista y artística. Complementado por las líneas geométricas de la lámpara elegida y el minimalismo de sus peanas.

Para reforzar la calidez y la calidad del espacio, el estudio ha empleado la tela Beret de Gancedo en color marrón chocolate para vestir las paredes de toda la caja, creando una atmosfera de confort y calma, aprovechando, además, las propiedades de amortiguación acústica de este material. Para el revestimiento del suelo se ha seleccionado una moqueta de fibra vegetal. La tela de la colección Beret en color crudo enmarca el gran ventanal, aportando el contrapunto cromático al ambiente.

Un juego de contrastes en los que el tapizado toma un papel principal y muestra una vez más como la decoración textil, utilizada con maestría, puede reinventar y enriquecer cualquier proyecto, incluso aquellos con las líneas más puras y simples que dejan a un lado los adornos superfluos.

Gancedo

Somos una marca española nacida en 1945 en Barcelona, una empresa familiar en su cuarta generación, con un legado de casi 75 años dedicados a las telas y el interiorismo. Editores textiles embarcados ahora en una auténtica revolución que ha implicado desde un cambio de sede -la nueva flagship de Velázquez, 38 en Madrid- hasta una renovada imagen corporativa, pasando por un amplio proyecto de digitalización y eficiencia en los procesos internos. En este universo de decoración textil se encuentran también papeles pintados, alfombras, pasamanería y, sobre todo, expertos profesionales para inspirar, aconsejar y ayudar a los creadores de espacios a conectar con la belleza, la innovación y el diseño. Gancedo es también sensible a la necesidad de luchar contra la cultura de “usar y tirar”, apostando por la durabilidad y la calidad.

NOTICIAS RELACIONADAS

No hay noticias relacionadas

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias