Sinforose, la firma slow-fashion hecha en Asturias que busca la elegancia de lo sencillo

 Tiempo de lectura: 2 minutos

Sinforose, la firma slow-fashion hecha en Asturias que busca la elegancia de lo sencillo
Sinforose es una firma de moda para mujer diseñada y confeccionada en Asturias, tierra natal de Alba y Juana, sus fundadoras. 

30 de mayo de 2022

Sinforose, la firma slow-fashion hecha en Asturias que busca la elegancia de lo sencillo

Todos los acabados de las prendas de Sinforose se llevan a cabo en talleres locales de manera artesanal, promoviendo el slow-fahion. Además de ofrecer un pequeño stock en su web para pedidos inmediatos, Sinforose quiere rescatar las tertulias modista-cliente, en las que las ideas iban y venían y había una participación en las decisiones que hacía que las prendas fuesen únicas.

“Buscamos tener una conversación fluida en la que las clientas puedan pedirnos tallas que no estén disponibles en la web, elegir colores y tejidos de nuestras cartas, o preparar prendas a medida”, comentan Alba y Juana, fundadoras de la firma.

Todos los materiales que se utilizan provienen de dead stocks, son vintage o tienen certificados de sostenibilidad.

Sinforose está formado por un equipo de madre e hija. Juana tiene más de 40 años de experiencia como modista y se encarga de gestionar el patronaje y la confección de los diseños de Alba que, después de estudiar Bellas Artes en Madrid, trabajó como diseñadora en marcas como Zara y Pepe Jeans. En 2021, tras 10 años llenos de aprendizaje, Alba decide emprender su propio proyecto junto a su madre.

“Porque confiamos en que una prenda hecha sin prisa y con cariño será usada durante años. Porque sabemos que un vestido diseñado y confeccionado con amor puede traspasar las generaciones. Porque queremos trabajar cómodas y ser honestas. Por todo eso, ha nacido Sinforose”, explican Alba y Juana.

Capítulo II – Al Carbón

La segunda colección de la firma se inspira en un rincón de la costa asturiana y en las mujeres que “iban al carbón”.

“Entre finales del siglo XIX y los años 90, en un rincón de la costa asturiana, trabajaban “pañando carbón”. O lo que es lo mismo: recogiendo el mineral que el río dejaba tras un largo viaje entre la cuenca minera y la playa. Casi todas las personas que realizaban esta actividad eran mujeres y Carmina, mi abuela, fue una de ellas. Ella lo llamaba ir “al carbón”. Esa economía de supervivencia única que tenía lugar mientras los hombres estaban en el mar ha desaparecido por completo”, apostilla Alba

A través de esta colección, Sinforose busca contar una historia sobre la feminidad y la fuerza, sobre el viento y el poder de las olas. Sentir el entorno hostil y bellísimo de la playa salvaje, de la belleza negra de Asturias y de la elegancia poco común que surge entre lo más sencillo.

NOTICIAS RELACIONADAS

No hay noticias relacionadas

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias