Preguntas y respuestas sobre la Estrategia de la UE sobre los Productos Textiles Sostenibles y Circulares

 Tiempo de lectura: 7 minutos

Comisión Europea
¿Por qué tenemos que actuar en el sector textil?

30 de marzo de 2022

Comisión Europea

En la ropa y el mobiliario, los equipos médicos y de protección, edificios y vehículos, los productos textiles son la trama de la vida cotidiana. El consumo europeo de estos productos ocupa el cuarto lugar por su impacto en el medio ambiente y el cambio climático, por detrás de los alimentos, la vivienda y la movilidad. Es el tercer sector en cuanto al uso del agua y del suelo, y el quinto por el uso de materias primas primarias y emisiones de gases de efecto invernadero.

El europeo medio tira 11 kg de productos textiles al año. En todo el mundo, cada segundo se arroja al vertedero o se incinera un camión de productos textiles. La producción mundial de productos textiles casi se duplicó entre 2000 y 2015, y se espera que el consumo de ropa y calzado aumente un 63 % de aquí a 2030. Paralelamente a esta expansión incesante, siguen creciendo sus efectos negativos en los recursos, el agua, el consumo de energía y el clima. La necesidad de abordar la producción y el consumo de productos textiles es ahora más acuciante que nunca.

El sector textil emplea a más de 1,5 millones de personas en más de 160.000 empresas, con un volumen de negocios de 162 000 millones EUR en 2019. Compuesto esencialmente de pequeñas y medianas empresas, el ecosistema del textil necesita acompañamiento para impulsar su recuperación tras la Covid-19, reforzar su resiliencia y aumentar su atractivo para una mano de obra con talento y capacitación. Europa ha sido siempre, y debería seguir siendo, un foco de marcas innovadoras, creatividad, saber hacer y productos textiles de calidad.

La Estrategia de la UE sobre los Productos Textiles Sostenibles y Circulares presenta un nuevo enfoque: lograr estos objetivos de manera armonizada. La Estrategia aplica los compromisos contraídos en el marco del Pacto Verde Europeo, el nuevo Plan de Acción para la Economía Circular y la Estrategia Industrial, y tiene por objeto crear un sector más ecológico, más competitivo y más moderno, y más resistente a las perturbaciones mundiales. 

¿Cuáles son las principales acciones incluidas en la Estrategia?

La Estrategia propone acciones para todo el ciclo de vida de los productos textiles, apoyando al mismo tiempo el ecosistema en la transición ecológica y digital. Aborda cómo se diseñan y utilizan los productos textiles y examina también soluciones tecnológicas sostenibles y modelos empresariales innovadores.

Algunas de las medidas son las siguientes:

  • Nuevos requisitos de diseño para los productos textiles en el marco del Reglamento sobre el diseño ecológico de productos sostenibles, que fijen unos mínimos obligatorios para la inclusión de fibras recicladas en los textiles, que los hagan más duraderos y fáciles de reparar y reciclar. En virtud del Reglamento propuesto, los productos textiles sostenibles serán la norma en la UE. La propuesta también prohibiría la destrucción de los productos no vendidos en determinadas condiciones, incluidos los productos textiles no vendidos o devueltos.
  • Información más clara sobre los productos textiles y un pasaporte digital de productos sobre la base de requisitos de información obligatorios en cuanto a la circularidad y otros aspectos medioambientales clave.
  • Controles estrictos del blanqueo ecológico, con normas más rigurosas para proteger a los consumidores y vínculos directos con la próxima iniciativa sobre alegaciones ecológicas.
  • Medidas para abordar la liberación no intencionada de microplásticos de los productos textiles. Además del diseño de los productos, las medidas se centrarán en los procesos de fabricación, el prelavado en las plantas de fabricación industrial, el etiquetado y la promoción de materiales innovadores.
  • Normas armonizadas de la UE sobre la responsabilidad ampliada del productor de productos textiles e incentivos económicos para que los productos sean más sostenibles («modulación ecológica de las tasas»), como parte de la revisión de la Directiva marco sobre residuos en 2023.
  • Apoyo a la investigación, la innovación y las inversiones y al desarrollo de las capacidades necesarias para la transición ecológica y digital.
  • Abordar los retos que supone poner fin a la exportación de residuos textiles.
  • Creación conjunta de una ruta de transición para el ecosistema textil a fin de establecer el camino a seguir y dar pasos concretos en pos de alcanzar los objetivos de 2030 fijados por la Estrategia sobre los productos textiles.

¿Cómo aborda la Estrategia la cuestión de la moda rápida? 

Muchas de las presiones generadas por el consumo de productos textiles vienen directamente de la moda rápida: prendas baratas y de baja calidad producidas a gran velocidad, a menudo en condiciones laborales precarias fuera de la UE. La Estrategia aborda los retos tanto desde el punto de vista de la demanda como de la oferta que esto plantea.

Para los fabricantes, los requisitos obligatorios de diseño para los productos textiles y una mayor sujeción a los regímenes de responsabilidad ampliada del productor contribuirán a prolongar la vida útil de la ropa.

A través de la ruta de transición, la Comisión colaborará con las partes interesadas para ampliar procesos de fabricación eficientes en cuanto al uso de los recursos, la reutilización, la reparación y otros nuevos modelos de negocio circulares en el sector textil.

La Estrategia anima a los Estados miembros a apoyar al sector de la reutilización y la reparación a escala nacional, regional y local y a adoptar reducciones fiscales y otras medidas fiscales favorables para el sector de la reutilización y la reparación.

Por parte de los consumidores, la Estrategia fomentará un cambio a favor de la calidad, la durabilidad, la prolongación del uso, la reparación y la reutilización de estos productos. A través de la Plataforma Europea de Partes Interesadas de la Economía Circular, se movilizará a diseñadores, fabricantes, minoristas, anunciantes y ciudadanos para redefinir la moda de la UE.

¿Cómo aborda la Estrategia los microplásticos? 

Los productos textiles fabricados con fibras sintéticas, como el poliéster y la fibra acrílica, son una de las principales fuentes de liberación no intencionada de microplásticos al medio ambiente. Estos microplásticos se desprenden en diferentes fases de la vida del producto. Tanto los requisitos obligatorios de diseño que se introducirán en el marco del Reglamento sobre el diseño ecológico de productos sostenibles como la iniciativa de la Comisión de abordar la liberación no intencionada de microplásticos al medio ambiente en el segundo semestre de 2022 estudiarán medidas para evitar y reducir la liberación no intencionada de microplásticos. Estas medidas pueden abordar el diseño de los productos, mejoras de los procesos de fabricación, el prelavado en las plantas de fabricación industrial, el etiquetado y la promoción de materiales innovadores.

¿Cómo abordará la Estrategia la exportación de residuos textiles? 

La propuesta de la Comisión de nuevas normas de la UE sobre el traslado de residuos solo permitirá la exportación de residuos textiles a países no pertenecientes a la OCDE en determinadas condiciones. Los países deben notificar a la Comisión que desean importar estos residuos y demostrar su capacidad para gestionarlos de forma sostenible. Para evitar que los flujos de residuos se etiqueten engañosamente como artículos de segunda mano al exportarlos fuera de la UE, la Estrategia propone que se elaboren criterios específicos a escala de la UE para distinguir adecuadamente los residuos. La Comisión también trabajará para aumentar la transparencia y la sostenibilidad en el comercio mundial de residuos textiles y textiles usados.

¿Cómo aborda la Estrategia el aspecto social de la industria textil? 

La Estrategia agrupa las preocupaciones medioambientales y laborales para promover cadenas de valor más ecológicas y más justas a través de las fronteras. A escala internacional, como se indica en la Comunicación sobre el trabajo digno a escala mundial, la Comisión promoverá unas condiciones de trabajo dignas en las relaciones bilaterales y foros multilaterales. Se centrará especialmente en la igualdad de género, ya que el 75 % de los trabajadores del sector de la confección a nivel mundial son mujeres. Además, a través del programa «Better Work», la Comisión sigue apoyando a los terceros países socios para que mejoren las condiciones de trabajo y cumplan las normas laborales internacionales.

Paralelamente, la propuesta de Directiva sobre la diligencia debida de las empresas en materia de sostenibilidad introduce obligaciones de diligencia debida para que las empresas muy grandes aborden los efectos adversos en los derechos humanos y el medio ambiente, tanto en sus propias operaciones como en sus cadenas de valor mundiales.

En el marco del Pacto por las Capacidades de la UE, se dotará a los trabajadores del sector textil de las herramientas para el perfeccionamiento y el reciclaje profesionales y adquirir nuevas capacidades. Esto dará lugar a mayor diversidad en cuanto a edad y género en la dirección de las empresas. Los programas de financiación de la UE seguirán apoyando al sector y a sus trabajadores.

¿Cómo trabajará la UE con sus socios internacionales para promover productos textiles sostenibles en todo el mundo? 

Alrededor del 73 % de las prendas de vestir y los textiles domésticos consumidos en Europa se producen e importan de países no pertenecientes a la UE. En 2017, la UE produjo 7,4 kg de productos textiles por persona y consumió casi 26 kg, lo que la convierte en un importador neto. En concreto, en 2019 la UE fue uno de los mayores importadores mundiales de ropa, con un valor combinado de 80 000 millones EUR.

Por esta razón, la Estrategia promueve la colaboración internacional para reducir los impactos medioambientales y sociales adversos. Para promover productos textiles sostenibles, la UE seguirá avanzando en grupos internacionales (G7, G20), en el contexto de la Alianza Mundial para la Economía Circular y la Utilización Eficiente de los Recursos y la Asamblea de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente. La Comisión colaborará con otros socios a escala mundial, regional y bilateral para promover la cooperación y las iniciativas que apoyen las cadenas de valor textiles sostenibles y la moda sostenible.

¿Qué significa la Estrategia para las empresas y los fabricantes?

El sector tendrá que integrar los principios de circularidad en sus modelos de negocio y minimizar su huella ambiental. Estos esfuerzos abrirán nuevas oportunidades de negocio y reforzarán la resiliencia del sector. La Comisión apoyará al sector en esta transición, al tiempo que emprenderá una ruta de transición transparente con los agentes económicos del sector textil.

La Comisión está trabajando en una hoja de ruta común de tecnología industrial sobre circularidad, cuyo objetivo es racionalizar la investigación y la innovación industriales, incluido el reciclado textil. Se facilitará apoyo financiero para la transición del sector en el marco de las asociaciones europeas de Horizonte Europa, el programa LIFE y el programa Europa Digital para el desarrollo de expertos cualificados con el fin de apoyar a la industria textil en su digitalización.

¿Qué es la ruta de transición y cómo funcionará? 

La ruta de transición será un plan a largo plazo para que el ecosistema textil logre con éxito la transición ecológica y digital y para hacer más resiliente el propio ecosistema. Abordará la necesidad de adoptar la innovación y la digitalización, transformar la manera en que producimos, utilizamos y eliminamos los productos textiles e invertir en mano de obra con las capacidades adecuadas. Detallará las medidas clave que deben adoptarse y establecerá objetivos y compromisos. Se utilizarán indicadores para evaluar y supervisar los resultados a lo largo del tiempo, las repercusiones en la competitividad de las empresas europeas y las posibles necesidades de innovación y déficits de inversión.

La Comisión invita a todas las partes interesadas, y en particular a las pymes, las autoridades públicas, los interlocutores sociales y las organizaciones de investigación, a expresar sus puntos de vista sobre la mejor manera de llevar a cabo la transición, impulsando al mismo tiempo la resiliencia. Todos los interesados pueden dar su opinión a través de una encuesta en línea y de talleres de seguimiento.

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias