NOMOS Glashütte celebra el 50º aniversario de Médicos sin Fronteras

 Tiempo de lectura: 2 minutos

NOMOS Glashütte celebra el 50º aniversario de Médicos sin Fronteras
● El nuevo modelo especial Tangente 38 – 50 ans de Médecins Sans Frontières ayuda a quienes ayudan, en todo el mundo. La organización ganadora del Premio Nobel de la Paz cumple ahora medio siglo: en 1971, trece médicos y periodistas fundaron Médicos Sin Fronteras en París con el objetivo de ayudar de manera independiente, neutral y eficiente a personas amenazadas por guerras o catástrofes naturales.
● Médicos Sin Fronteras se fundó en París el 22 de diciembre de 1971 con el objetivo de ayudar a personas amenazadas por guerras o catástrofes naturales. Debido a que hoy en día la gente requiere más ayuda que nunca, no hay motivos para festejar. Desde hace diez años, NOMOS Glashütte ayuda a quienes ayudan con sus relojes para la causa humanitaria.

11 de diciembre de 2021

NOMOS Glashütte celebra el 50º aniversario de Médicos sin Fronteras

París, 1971: para poder ayudar a las personas carentes de recursos independientemente de la política y de las ideologías, un grupo de 13 médicos y periodistas fundó el 22 de diciembre la organización Médecins Sans Frontières, en español Médicos Sin Fronteras.

La primera misión en una zona de conflicto tuvo lugar durante la guerra civil en el Líbano, dónde los médicos y el personal de enfermería pasaron meses tratando a los heridos de ambos bandos en el sótano de una clínica. Hoy en día, en el invierno de 2021 y medio siglo después de su fundación, Médicos Sin Fronteras cuenta con asociaciones miembro en 25 países. Entre expertos en medicina, enfermería, psicología, administración y logística, son decenas de miles de profesionales quienes prestan sus servicios en más de 70 países. En 1999, Médicos Sin Fronteras recibió por su trabajo el Premio Nobel de la Paz.

Donaciones particulares

Los recursos financieros de Médicos Sin Fronteras provienen principalmente de donaciones particulares. No obstante, son asimismo las cooperaciones como esta con NOMOS Glashütte las que garantizan que sea posible ayudar a las personas necesitadas. Desde hace diez años, la manufactura NOMOS fabrica en la localidad sajona de Glashütte relojes para Médicos Sin Fronteras. NOMOS Glashütte ya ha fabricado más de 10.000 relojes y 14 modelos diferentes para la organización humanitaria: todos se distinguen por el doce rojo. Y por cada reloj, según el modelo y el país, entre 100 y 250 euros, dólares o libras se destinan de manera directa a las personas necesitadas.

En 2021, NOMOS Glashütte ha fabricado incluso más relojes para Médicos Sin Fronteras: no solo con motivo de los 50 años de Médecins Sans Frontières, sino también por los diez años de cooperación.

NOMOS Tangente 38

Esta edición limitada de NOMOS Glashütte para Médicos Sin Fronteras está disponible por primera vez en todo el mundo: con un diámetro de 38 milímetros, el reloj NOMOS Tangente 38 es el clásico con cuerda manual más famoso de la manufactura. Como modelo especial 50 ans de Médecins Sans Frontières se limita a 2.021 unidades. Por cada ejemplar se destinan 100 euros a Médicos Sin Fronteras. Según Christian Katzer, jefe de la sección alemana de Médicos sin Fronteras: «Cada reloj contribuye a que podamos prestar una ayuda de vida o muerte que de otro modo no sería posible». Una ayuda que se requiere con más urgencia que nunca, ahora que las carencias han aumentado notablemente en muchos países a causa de la pandemia.

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias