Mulco llega a España como trampolín para expansionarse por toda Europa

 Tiempo de lectura: 2 minutos

La marca americana de relojes se presentó oficialmente en la última edición de Iberjoya (Madrid) el pasado mes de septiembre.

3 de octubre de 2011

Avalada por el éxito alcanzado en el continente americano, la empresa Mulco Watches, con sede en Miami, acaba de llegar a España con las ideas muy claras. Su máximo responsable, Israel Kamhazi, nos explicaba en la última edición del salón Iberjoya (Madrid) que “queremos introducirnos en el mercado europeo, pero queremos hacerlo bien. Por eso, hemos comenzado hace un par de meses en España, donde hemos abierto una filial, Mulco Watches Spain, al frente de la cual está Mauricio Tronca, que ya cuenta con varios clientes que están comercializando nuestros relojes en sus establecimientos y que nos han transmitido la buena aceptación que éstos están teniendo”.

Pero está iniciativa es solo la punta del iceberg del ambicioso plan de expansión que la compañía pretende poner en marcha en nuestro continente, ya que sus objetivos son mucho más ambiciosos.

Para conseguir estos objetivos, sus relojes cuentan con un cuidado diseño y unas propuestas de colorido que no pueden si no sorprender. Todo ello, además, con una esmerada atención por la calidad. “Nuestras cajas están ensambladas a partir de varias piezas. No son monocajas. Combinamos la tecnología suiza con la mano de obra y costes de Hong Kong, donde ensamblamos todas nuestras piezas, ofreciendo unos relojes muy selectos, muy originales, de gran calidad, pero a unos costes asumibles”, confiesa Kamhazi que añade que “en el mercado ya hay muchos relojes, de muchos tipos y calidades, pero pocas combinan diseño, colorido, calidad y buen precio como los nuestros”, segura.

Eso sí, añade, “nosotros no seguimos a nadie. Nuestros diseños son propios y totalmente originales. Lo que buscamos es un estilo y una imagen propia”.

Otra de las particularidades de Mulco es el diseño de su caja, cóncava, “para ajustarse mejor a la muñeca de la persona que lo lleva”. Sus correas, además, no son plásticas, sino que están realizadas en silicona, lo que les asegura una mayor durabilidad, sin que se ensucien ni pierdan el color con el paso del tiempo. Al fin y al cabo, “para ver la hora, todos utilizamos ya el teléfono móvil. El reloj ya no sirve para saber la hora. Se ha convertido en un complemento más que habla y dice cosas de nosotros, de nuestra personalidad”, opina Kamhazi.

Presentes y conocidos en prácticamente todos los mercados americanos, la firma persigue abrir incluso en Madrid una tienda propia, que sirva “para mostrar toda nuestra colección, pero también el modelo que somos capaces de ofrecer a los profesionales españoles que quieran apostar y colaborar con nosotros en la implantación de establecimientos franquiciados”, explica Kamhazi, quien asegura que “nos interesa hacer las cosas bien en España, porque para nosotros es el puente natural para introducirnos posteriormente en el resto de mercados europeos”.

Calidad, diseño y moda se unen así en cada uno de los relojes Mulco. La marca, creada en Suiza en 1958 por el Sr. Muller (Muller & Company), fue comprada por uno de sus competidores en 1973, llevándola al otro lado del océano Atlántico. En el continente americano ha ido creciendo durante estas tres últimas décadas hasta que sus nuevos propietarios han considerado oportuno volver a traerla al Viejo Continente, donde sin duda encontrará el lugar que le corresponde.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

6 de octubre de 2022

4 de octubre de 2022

6 de octubre de 2022

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias