Laura Opazo explica en ‘Armario Sostenible’ los factores indispensables que debe tener una empresa de moda sostenible

 Tiempo de lectura: 2 minutos

El cambio climático es una realidad que cada vez preocupa más a la población y la industria de la moda, la segunda más contaminante del mundo según ha declarado la ONU, ya se ha puesto en marcha para cambiarlo. El modelo de negocio de la moda sostenible requiere suma de fuerzas por parte de todos los frentes: desde el productor de materias primas, el fabricante, los diseñadores y las marcas hasta el consumidor.

15 de noviembre de 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

“Si bien es cierto que las empresas deben tomar la iniciativa, es un trabajo común en donde todos somos actores importantes para lograr el cambio. Por eso es fundamental que podamos recibir la información necesaria para identificar qué es realmente la moda sostenible, y como consumidores podamos elegir esta opción. Algunas firmashan empezado a aplicar criterios de sostenibilidad y otras ya han nacido con un perfil sostenible desde el principio” afirma Laura Opazo, autora de Armario Sostenible y especialista en moda sostenible.

¿Cuáles son los criterios que deben cumplir las empresas para ser sostenibles?

  • Materias primas: la elección de las materias primas es clave para la confección y la producción para que el residuo que generen no perjudiquen ni al planeta ni a los trabajadores. Es fundamental que sean recursos biodegradables, reciclables, que se regeneren y estén libres de tóxicos. Esto incluye el uso de materias primas recicladas.
  • Condiciones de trabajo: todos los participantes en la cadena de producción deben tener un salario digno y sin discriminación de género.
  • Calidad y durabilidad:  Estos dos factores van ligados ya que si tiene un diseño atemporal cuánta mejor calidad tenga el producto más perdurará en el tiempo.
  • Comercio de proximidad: El comercio de proximidad contribuye a que la emisión de CO2 sea menor ya que acorta la distancia entre el consumidor, el productor y el punto de venta mejorando además la economía local.
  • Mesura: la sostenibilidad implica decrecimiento en el ritmo de producción.
  • Congruencia en el packaging y en los sistemas de envío: utilizando materiales para embalar los productos y sistemas de envío ecoeficientes.
  • Respeto a los animales: evitar su maltrato y respetar sus hábitats, algo que, a la hora de limitar los cultivos de las fibras vegetales, la industria pasa totalmente por alto.
  • Reducción y reciclaje de residuos: con el nuevo sistema circular, las firmas han tenido que cambiar la mentalidad para invertir la tendencia que seguía el sistema lineal, y conseguir reaprovechar los recursos ya existentes. Es en la parte en la que más se centra la investigación actual.

Como consumidores si no contamos con la información necesaria, es complicado saber identificar y apostar por un sistema circular del sector de la moda. Gracias a que cada vez hay más concienciación en la sociedad, poco a poco, conseguiremos que las marcas sean más transparentes con su información y poder así identificar a las que si están trabajando y apostando por el cambio.

¿Quieres aprender a practicar un consumo consciente?

Gracias al libro Armario sostenible de Laura (2ª edición), publicado por la editorial Zenith de Grupo Planeta, podemos aprender de forma práctica y sencilla alternativas de consumo con el fin de que seamos más conscientes de todo lo que implica la sociedad de hiperconsumo en la que vivimos, y la importancia de ser más respetuosos con el medio ambiente y mejoremos así nuestra relación con la moda.

“Quiero que la sociedad cada vez se haga más consciente de la moda sostenible. Vivimos en una sociedad que nos incita a consumir compulsivamente, compramos sin analizar qué necesitamos y qué nos favorece y acumulamos ropa que terminamos por no ponernos y eso es justo lo que queremos evitar” comenta Laura.

NOTICIAS RELACIONADAS

No hay noticias relacionadas

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias