La Organización Internacional del Trabajo (OIT) adopta unas recomendaciones prácticas sobre seguridad y salud en las industrias textil, de la confección, del cuero y del calzado

 Tiempo de lectura: 3 minutos

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) adopta unas recomendaciones prácticas sobre seguridad y salud en las industrias textil, de la confección, del cuero y del calzado
Más de 60 millones de trabajadores de todo el mundo se beneficiarán de orientaciones concretas para mejorar la seguridad y la salud en uno de los sectores manufactureros más antiguos del mundo.

11 de octubre de 2021

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) adopta unas recomendaciones prácticas sobre seguridad y salud en las industrias textil, de la confección, del cuero y del calzado

Expertos de gobiernos y organizaciones de empleadores y trabajadores han adoptado unas recomendaciones prácticas sobre seguridad y salud en las industrias textil, del vestido, del cuero y del calzado, el primero para estas industrias.

Basado en las normas internacionales del trabajo y en otras directrices sectoriales, el Repertorio ofrece un asesoramiento exhaustivo y práctico sobre cómo eliminar, reducir y controlar los principales peligros y riesgos. Esto incluye las sustancias químicas, los riesgos ergonómicos y físicos, las herramientas, las máquinas y los equipos, así como la seguridad de los edificios y los incendios.

Este nuevo repertorio beneficiará a más de 60 millones de trabajadores

Más de 60 millones de trabajadores de todo el mundo se beneficiarán del nuevo código, que será de especial importancia para los países en desarrollo y las economías emergentes.

“Habiendo pasado los últimos 50 años regulando, haciendo cumplir y, en particular, promoviendo la seguridad y la salud en el trabajo, puedo atestiguar personalmente que la adopción de este Repertorio de recomendaciones prácticas de la OIT constituye un hito en las industrias del textil, el vestido, el cuero y el calzado”, declara Jukka Takala, presidente de la reunión de expertos que adoptó el código.

“Queremos garantizar que Rana Plaza no vuelva a ocurrir”, explica Kamrul Anam, vicepresidente de los trabajadores, en referencia al derrumbe del edificio de la fábrica de ropa de Bangladesh en 2013, en el que murieron más de 1.000 personas. “Si todo el mundo se compromete a llevar a la práctica las disposiciones de este código, podemos garantizar que ningún trabajador -en Bangladesh o en cualquier otro país- tenga que volver a arriesgar su vida en una fábrica de ropa.”

Todo un hito en la industria del textil, confección, cuero y calzado

Las industrias textil, de la confección, del cuero y del calzado se han visto muy afectadas por la crisis del COVID-19. “Miles de empresas se han visto obligadas a detener la producción, lo que ha provocado que millones de trabajadores pierdan su medio de vida. La adopción de este Repertorio de recomendaciones prácticas de la OIT constituye un hito en las industrias del textil, el vestido, el cuero y el calzado”, comenta Jukka Takala.

“La salud y la seguridad en el trabajo son una prioridad para los empresarios de todo el mundo”, afirma el vicepresidente de la patronal, John Beckett. “Confiamos en que este código de buenas prácticas proporcionará una base práctica para que los empresarios, los trabajadores y los gobiernos trabajen juntos para hacer avanzar la cultura de la prevención de la SST en la fabricación de textiles, prendas de vestir, cuero y calzado”.

Mejorar los sistemas de seguridad en el trabajo (SST)

En todo el mundo, unos 2,8 millones de trabajadores mueren cada año por lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo en diferentes sectores. Otros 160 millones de trabajadores padecen enfermedades relacionadas con el trabajo, y 374 millones sufren lesiones no mortales. Más del cuatro por ciento del producto interior bruto (PIB) anual del mundo se pierde como consecuencia de las lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo.

“Reconocemos y apoyamos el papel fundamental que debe desempeñar la OIT en el fortalecimiento de los sistemas de seguridad y salud en el trabajo (SST), tanto nacionales como sectoriales”, dijo el vicepresidente del gobierno, Bastian Fochmann. “Con este Repertorio de recomendaciones prácticas sobre seguridad y salud – y gracias a las excelentes contribuciones de los empleadores, los trabajadores y los gobiernos – ahora estamos equipados con las herramientas y los enfoques de seguridad y salud en el trabajo (SST) que las industrias del textil, el vestido, el cuero y el calzado y sus cadenas de suministro necesitan para garantizar un futuro más seguro y brillante para todos”.

La Directora del Departamento de Políticas Sectoriales de la OIT, Alette van Leur, añadió: “La pandemia de COVID-19 nos ha recordado a todos lo importantes que son la seguridad y la salud, y un enfoque centrado en el ser humano, si queremos construir mejor. Tengo la esperanza de que, a medida que estas industrias se recuperen, el nuevo repertorio de recomendaciones prácticas sirva de base para el desarrollo de sistemas de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo a nivel nacional o de empresa, y contribuya a la mejora general de las condiciones de trabajo en este sector y en otros.”

NOTICIAS RELACIONADAS

No hay noticias relacionadas

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias