La nueva campaña antiodio de Benetton no convence al Papa Benedicto XVI

 Tiempo de lectura: 2 minutos

La firma italiana se ve obligada a retirar uno de los polémicos carteles de parejas en el que aparecía el Papa.

18 de noviembre de 2011

La marca italiana Benetton vuelve a estar en boca de todos. Ahora, contradictoriamente, su nueva campaña antiodio es precisamente la causa de la discordia.

Para promulgar su mensaje de amor universal y de antiodio, ha realizado una serie de imágenes que muestran a los principales líderes mundiales besándose en la boca. Algo que de momento no le ha gustado nada al Papa Benedicto XVI, que hacía lo propio con el Imán egipcio de la mezquita Al-Azhar de El Cairo, Ahmed el Tayyeb… y que ya ha sido retirado.

Su campaña “Unhate”, con la que la enseña italiana pretendía combatir “la cultura del odio”,

ha sido calificada de “inaceptable” y considerada como “una gran falta de respeto por el Papa, una ofensa a los sentimientos de los fieles y una demostración evidente de cómo en el ámbito de la publicidad se pueden violar las reglas elementales del respeto a las personas para atraer la atención por medio de la provocación”, según un comunicado del Vaticano.

El cartel ha sido retirado ya y responsables de la firma han pedido ya públicamente escusas porque “la utilización de la imagen del Papa y del Imán haya molestado la sensibilidad de los fieles”.

Lo mismo podría pasar con otras de las imágenes que forman parte de esta campaña. Concretamente, en la Casa Blanca no ha gustado precisamente ver la imagen del presidente estadounidense, Barack Obama, besando a homónimo chino Hu Jintao en una de ellas y a Chaves en otra.

Pero también han imágenes de la canciller alemana Angela Merkel besándose con el presidente francés Nicolas Sarkozy; entre otras…

Una vez más, Benetton vuelve a poner en práctica aquello de que “lo importante es que hablen de uno, aunque no sea bien”. Y lo ha conseguido. Todos los informativos de televisión y diarios hablan de la polémica campaña de las parejas de Benetton… Si el objetivo era conseguir publicidad… prueba superada. Es posible que haya límites que la publicidad no debería traspasar, pero también lo es que falta sentido del humor en determinados círculos religiosos y políticos… algo muy necesario en los tiempos que corren.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias