La importancia de un Plan de Igualdad en las empresas, por el CTCR y Selecto RRHH

 Tiempo de lectura: 4 minutos

La importancia de un Plan de Igualdad en las empresas, por el CTCR y Selecto RRHH
El CTCR ha celebrado, gracias a Selecto RRHH, la primera de las jornadas presenciales, tras el parón de la actividad formativa habitual que se venía celebrando en sus instalaciones, antes de que los efectos del COVID-19 obligasen a paralizar determinadas acciones de este tipo. En este sentido y, a partir de ahora, el Centro Tecnológico comenzará a dar luz verde a un ambicioso plan de formación, con múltiples eventos, cursos, workshops... que empezarán a tomar más fuerza si cabe, a partir de este último cuatrimestre del año.

14 de septiembre de 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
La importancia de un Plan de Igualdad en las empresas, por el CTCR y Selecto RRHH

La cita de ayer, lunes 13 de septiembre, ha servido para dar a conocer las nuevas obligaciones en materia de igualdad, diagnóstico salarial y transparencia retributiva, que las empresas deben aplicar tra la entrada en vigor del Real Decreto 901/2020, de 13 de octubre, y de forma complementaria el Real Decreto 902/2020.

Es importante señalar que todas las empresas, con independencia del número de trabajadores, deben: adoptar, previa negociación, medidas dirigidas a evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres; promover condiciones de trabajo que eviten el acoso sexual y el acoso por razón de sexo; y arbitrar procedimientos específicos para su prevención y para dar cauce a las denuncias o reclamaciones que puedan formular quienes hayan sido objeto del mismo (protocolos contra el acoso sexual o por razón de sexo).

Y es que, Desde el 7 de marzo de 2021, todas las empresas españolas de más de 100 trabajadores están obligadas a tener un plan de igualdad. No obstante, a 19 de agosto de 2021, ocho de cada 10 de estas compañías no han registrado este documento.

A partir del 7 de marzo de 2022, se sumarán a esta obligación las empresas de entre 50 y 100 empleados; 13.275, según el Instituto Nacional de Estadística.

¿Cuántos planes hay registrados?

Según los datos del Ministerio de Trabajo, entre enero de 2020 y julio de 2021, 2.747 empresas de más de 100 empleados han registrado su plan de igualdad. La cifra es un poco superior en el Registro y depósito de convenios colectivos, acuerdos colectivos de trabajo y planes de igualdad (REGCON), donde la cifra de planes vigentes asciende hasta los 2.970.

Esto significa que más de 10.000 empresas que a día de hoy ya están obligadas a contar con un plan de igualdad aprobado todavía no lo tienen, ya que, según los datos del Instituto Nacional de Estadística para 2020, en España hay 13.094 compañías con más de 100 asalariados. O lo que es lo mismo, ocho de cada diez empresas españolas obligadas por ley a tener un plan de igualdad no han cumplido con esta directiva.

Además, como indica Trabajo a Newtral.es, estos datos solo tienen en cuenta las empresas que han registrado su plan, no si son válidos. “Ahora hay que revisarlos para comprobar que se adapten a las nuevas normas”, apuntan desde el Ministerio.

¿Qué regulación sustenta esta norma?

La entrada en vigor del Real Decreto 901/2020 en enero de 2021 estableció un calendario para que todas las empresas de más de 50 trabajadores elaboren y apliquen planes de igualdad antes de marzo de 2022.

No obstante, esta obligación no es nueva, sino que ya estaba recogida en la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, elaborada por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y complementada por el Real Decreto-ley 6/2019 de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación.

“Los planes de igualdad no son algo nuevo en absoluto. Llevaban desde 2007 siendo obligatorios, pero solo para empresas con más de 250 trabajadores”, apuntan desde Comisiones Obreras (CCOO). “Dada la realidad del tejido empresarial español, esto dejaba fuera a muchas trabajadoras”, apunta el sindicato, para quien “era precioso llevar a cabo los planes de igualdad más allá de las grandes empresas”.

Sanciones de hasta 187.515 euros por no aprobar un plan de igualdad

Ninguna de las normas señaladas recogen la posibilidad de sancionar económicamente o de cualquier otra forma a las empresas que no cumplan con lo establecido en esta normativa. Desde el Ministerio de Igualdad indican que, en todo caso, la sanción vendrá determinada por Inspección de Trabajo.

La Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social establece como una infracción “muy grave” en su artículo 8.17 “no elaborar o no aplicar el plan de igualdad”. Si no lo cumplen, las empresas pueden enfrentar multas de entre 6.251 y 187.515 euros en el caso de no aprobar sus planes de igualdad correspondientes.

Aun así, los sindicatos lamentan que esta medida no sea suficiente, como indican los datos de Trabajo sobre los planes presentados hasta ahora. “Nosotros pensamos que deberían endurecerse las sanciones, porque a las empresas a veces les sale más rentable pagar que cumplir la ley”, comentan desde UGT.

¿Cuáles son los principales cambios respecto a la ley de 2007?

El Real Decreto 6/2019 introduce tres modificaciones importantes respecto a la ley de 2007 en lo que respecta a la obligatoriedad de las empresas de aprobar planes de igualdad.

Ampliación de las empresas sujetas a la norma: la ley de 2007 solo afectaba a las de más de 250 asalariados, mientras que ahora se aplica a las de más de 50.

Obligación de registro del plan: las empresas deben registrar este plan de igualdad en el Registro de convenios acuerdos colectivos (REGCON). “Antes era muy difícil hacer un seguimiento y llevar un control de si se estaba cumpliendo con la norma”, celebran desde CCOO.

Comisión paritaria: la elaboración del plan y el seguimiento de su aplicación recaerá sobre una comisión conformada de forma paritaria por representantes de la empresa y de los trabajadores, algo que antes “no quedaba claro”, según los sindicatos.

Además, el Gobierno aprobó también el Real Decreto 902/2020. Este obliga a todas las empresas, sin distinción por número de empleados, a elaborar un registro retributivo desagregado por sexo. Es decir, a contar con un índice “accesible” para que sus trabajadores puedan consultar cuánto cobra cada empleado y comprobar si hay una brecha salarial entre hombres y mujeres.

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias