La Confederación de Asociaciones Nacionales de Curtidores de la Comunidad Europea (COTANCE) publica su Informe Social y Medioambiental 2020 (Parte II)

 Tiempo de lectura: 10 minutos

COTANCE e IndustriAll-Europe quieren dedicar esta segunda edición del Informe Social y Medioambiental (SER) de la Industria Europea del Cuero a las víctimas de COVID 19 del sector, a sus familias y a sus comunidades.

4 de diciembre de 2020

(Viene de la Parte I, ver aquí)

OBJETIVOS Y RETOS DE FUTURO
En 2016, COTANCE e IndustriAll-Europe emprendieron el proyecto de diálogo social «Objetivo 2025! – Un Futuro para la Piel Europea». Aprobaron un Manifiesto Conjunto en el que esbozaron los retos y oportunidades para el sector en cuatro áreas:

TRAZABILIDAD Y TRANSPARENCIA: LA INICIATIVA DE CEPE
CEPE, CEFACT, el CCI, la OIT y la UE han unido sus fuerzas en una iniciativa cuyo objetivo general es fortalecer los patrones de consumo y producción sostenibles en el sector de la confección y el calzado. Esto debería lograrse mediante el desarrollo y la implementación de una Iniciativa Marco y una Herramienta de Transparencia y Trazabilidad. Los resultados ayudarán tanto a gobiernos como a los actores industriales a tomar decisiones basadas en la información sobre el riesgo y a operar en consecuencia de acuerdo a un conjunto de prácticas acordadas internacionalmente, aumentando así la transparencia hacia los consumidores finales.

Consta de los siguientes componentes clave:

1. Una plataforma multipartita de diálogo sobre políticas y recomendaciones para una mayor transparencia y trazabilidad de cadenas de valor sostenibles en el sector.

2. Normas de trazabilidad y pautas de implementación.

3. Una herramienta de transparencia y trazabilidad online, para dar soluciones personalizadas, de autoevaluación y de intercambio de datos entre los actores interesados de la cadena de valor.

4. Pilotaje de los resultados del proyecto con las empresas y países seleccionados, y programa de capacitación y mejora continua en colaboración con los socios estratégicos.

COTANCE ha sido designado como experto para contribuir al buen desarrollo de la iniciativa.

TEMAS INDUSTRIALES
Si bien nuestra industria debe seguir ajustándose a los cambios estructurales en un entorno digital que avanza rápidamente, una de las principales preocupaciones es la necesidad de proteger el término cuero/piel y garantizar su autenticidad en las etiquetas y descripciones de los artículos, para que los consumidores puedan tomar decisiones de compra correctamente informadas. Esto debe fomentarse con medidas reglamentarias y comunicando adecuadamente el valor del cuero al público en general.

Al enfrentarse a una multitud de materiales alternativos que desdibujan la identidad misma del cuero, tanto los curtidores como los confeccionistas han luchado durante mucho tiempo por unas normas claras y uniformes sobre la autenticidad del cuero en la UE. De hecho, sólo un reglamento de la UE que proteja el buen nombre del cuero, puede proporcionar a los consumidores la garantía de que los artículos que compran están fabricados con cuero genuino. Desafortunadamente, numerosos productos sintéticos se describen erróneamente como cuero, usurpando tanto su imagen como su nombre.

La comunicación digital y los medios sociales son cada vez más importantes para contrarrestar la desinformación sobre el cuero en el mundo actual, su origen natural, renovabilidad, circularidad. Durabilidad, reutilización e incluso su reciclabilidad son valores que se deben comunicar al público eficazmente. Iniciativas como el Boletín de Noticias lanzado por COTANCE en 2019 son un ejemplo de estos ejercicios de comunicación.

Pero la mejor defensa del cuero es el producto mismo. Nada convence más a los consumidores que la calidad. La industria europea del cuero se enfoca a la gama alta del mercado, un segmento que depende profundamente de la calidad de la materia prima. Se trata claramente de otro gran desafío industrial que requiere el alineamiento de todos los eslabones de la cadena de suministro, desde la cría de ganado y el transporte, hasta los mataderos y los centros de recogida y almacenamiento de pieles. Al ser un subproducto de la producción de carne, leche o lana, los cueros y pieles no reciben a menudo la atención y el cuidado que merecen, lo que incrementa los problemas de calidad. Este hecho puede provocar una caída del nivel de calidad del cuero europeo, poniendo en riesgo el valor y la percepción del mismo, y la seguridad económica de los que participan en su producción.

CAPACITACIÓN DE LOS INTERLOCUTORES SOCIALES DEL SURESTE DE EUROPA
Para la industria europea del curtido es clave contar con actores sociales fuertes y con buenas relaciones laborales. Un diálogo social fluido proporciona mejores condiciones laborales y salariales y mejora la imagen del sector de cara a garantizar una fuerza laboral debidamente calificada en el futuro.

Sin embargo, el diálogo social y la negociación colectiva solo pueden llevarse a cabo cuando hay interlocutores capaces de reconocerse mutuamente y de negociar cara a cara. IndustriAll-Europe implementó con éxito un proyecto financiado por la UE «Fortalecimiento de la capacidad de los sindicatos en el Sureste de Europa para mejorar los salarios y las condiciones de trabajo en los sectores de la confección y el calzado», que dio como resultado el acuerdo de convenios colectivos implicando a 6.500 nuevos miembros sindicales y 36 nuevas empresas.

Los interlocutores sociales en el sector del curtido (y en todo el sector TCLF) han identificado un posible proyecto futuro financiado por la UE en el Sureste de Europa para desarrollar la capacidad, el diálogo social y la negociación colectiva con miras a un futuro sostenible para el sector.

Los interlocutores sociales, a través de un proyecto de formación financiado en el sudeste de Europa, pretenden apoyar a las pequeñas empresas de la cadena de suministro y a sus trabajadores con el objetivo de obtener mejores salarios, mejores condiciones laborales, lugares de trabajo más seguros y saludables, una fuerza laboral suficiente y calificada y un futuro más sostenible para el sector de la moda del continente.

TEMAS SOCIALES
Ante una población que envejece, es importante asegurar la renovación de la fuerza laboral y la transmisión de conocimiento, así como la adquisición de nuevas habilidades. El diálogo social sectorial es una de las fuerzas motrices de las iniciativas de educación y formación, así como de la mejora continua de la industria del cuero en Europa.

Todos los sectores de la industria de la moda se enfrentan al problema de la disminución de la tasa de natalidad en Europa y al rápido envejecimiento de la fuerza laboral. Esto ha llevado a las diversas organizaciones del sector industrial de las cadenas de valor del textil y el cuero de Europa, incluidas COTANCE e industriAll-Europe, a aunar recursos y coordinar esfuerzos para hacer más atractiva la imagen de sus industrias como empleadores y asegurar la prestación de servicios sectoriales de educación y formación. El proyecto Erasmus+ de SkillsforSmartTCLF,centradoenlaelaboración de un plan para la atracción y el desarrollo de aptitudes, es un ejemplo de buenas prácticas que debe tener continuidad. El siguiente paso debería ser la actuación en las agrupaciones industriales sectoriales y en los perfiles profesionales clave.

Otro importante desafío social para la industria europea del cuero es el fortalecimiento de la buena gobernanza del sector a nivel internacional. Actuar como una industria mundial con objetivos e instrumentos comunes requiere la coordinación de esfuerzos de todas las partes implicadas. Aprovechar colectivamente el apoyo que puede obtenerse de las organizaciones intergubernamentales europeas e internacionales, así como de los organismos nacionales de desarrollo, es una oportunidad que una industria como la del cuero no debería ignorar. La labor a este respecto ya está dando buenos resultados en la esfera de las normas validadas internacionalmente y en la cooperación para la definición de metodologías para la evaluación de la huella ambiental del cuero. Pero hay muchas más áreas en las que la cooperación internacional podría ser mutuamente beneficiosa: en los ámbitos de la promoción del cuero, de la investigación y el desarrollo tecnológico para el medio ambiente, en la definición de normas sociales, en el acuerdo de normas de comercio libre y justo, y mucho más.

TEMAS COMERCIALES
La consolidación de la normativa de comercio libre y equitativo en el sector del cuero, así como una políticadedesarrollosólidaaplicablealcueroson asuntos pendientes de la política comercial de la UE. Los interlocutores sociales de la industria europea del cuero deberán estar atentos a la aparición de cualquier nueva medida que implique competencia desleal.

Las restricciones a la exportación o los impuestos adicionales a la de materias primas son prácticas comerciales desleales, difíciles de combatir con las normas de la OMC. La caída de la demanda de cuero -y por consiguiente de los precios de los cueros y pieles- ha sido mucho más eficaz para levantar muchas de estas medidas. Varios países que aplican restricciones a la exportación las han suspendido en un intento de atraer la atención de los mercados internacionales. Esta es una oportunidad para que las autoridades comerciales apliquen normas vinculantes, para garantizar la libertad de comercio y que las prácticas desleales no vuelvan a producirse en el futuro.

Algunos países beneficiarios del SGP+ han infringido sistemáticamente las condiciones del plan al prohibir la exportación de pieles en bruto y semicurtidas. Además, gran parte de su producción viola los convenios internacionales sobre trabajo, igualdad de género y derechos humanos. Esta práctica desleal hace que las exportaciones de esos países sean considerablemente más competitivas. Esto no sólo perjudica a la industria del cuero de la UE, sino también a otros países beneficiarios del SGP más pobres que no pueden competir en el mercado de la UE.

Algunos expertos en comercio internacional sostienen que es probable que la crisis del Covid-19 estimule a los países extracomunitarios a volver a las prácticas de proteccionismo en el comercio de pieles y curtidos. Esa actitud podría poner en peligro el multilateralismo y la reciente evolución positiva de las normas comerciales mundiales. Para la industria del cuero de la UE y de otros países, mantener abiertos los mercados de pieles y cueros es la mejor manera de apoyar la recuperación de la cadena de valor mundial. Redunda en interés de todas las partes garantizar que los gobiernos no cierren las fronteras, lo que afectaría negativamente a la recuperación.

TEMAS AMBIENTALES
Los objetivos ambientales de Europa se describen en su Acuerdo Verde, el Plan de Acción de Economía Circular y la Estrategia «De la granja a la mesa». La industria europea del cuero tiene gran esperanza en ellos. Tras la adopción del PEFCR para el cuero, el sector aboga ahora por una asignación cero del impacto ambiental de la cría de ganado a la producción de cueros y pieles, y participa en el desarrollo de un PEFCR para la vestimenta y el calzado. En este contexto, la investigación y el desarrollo de tecnologías de producción más limpias sigue mejorando el impacto ambiental del sector y, al mismo tiempo, la calidad de los productos y los procesos. La industria del cuero de la UE también requiere una mejor aplicación de las normas REACh sobre productos químicos para sus artículos.

La asignación en la huella ambiental de los artículos de cuero de la UE de la cría de animales, aunque pequeña, sigue siendo excesiva. La Huella Ecológica no reconoce la naturaleza singular de los subproductos animales no comestibles. Actualmente se tratan como productos, al igual que la carne, cuando en realidad son un residuo de la producción cárnica que se recicla en el cuero. Al estar más cerca de los «residuos» que de un «producto», deberían estar libres de cualquier asignación ascendente. El ciclo de vida del cuero comienza en el matadero con la producción de cueros y pieles.

Alcanzar este objetivo permitirá limitar la huella ambiental del cuero en la fase central de su producción: el curtido. Facilitará cuantificar las mejoras en los procesos de curtido e identificar los puntos calientes que requieren investigación y desarrollo tecnológico, así como innovación de proceso, que de otro modo podrían no ser visibles.

El curtido es fundamentalmente un proceso de economía circular. Las materias primas, cueros y pieles, son residuos de la industria alimentaria, las sustancias de base biológica sintetizadas a partir de subproductos o residuos de otras industrias se utilizan en los procesos de curtido, y los residuos del proceso de curtido pueden recuperarse y ser utilizados por otros sectores industriales, como el agrícola, el alimentario, el farmacéutico y otros. Por último, el cuero es un material duradero. Los artículos de cuero durarán toda la vida y pueden ser reparados o remanufacturados, yendo mucho más allá de la eficiencia de los recursos y el reciclaje.

La política de la UE en materia de sustancias químicas en los artículos comercializados debe ser coherente en lo que respecta a su aplicación. No sirve de mucho tener las normas más estrictas cuando se siguen importando y comercializando en la UE productos inseguros.

Tanto curtidores como confeccionistas coinciden en que el futuro de la industria europea del cuero requiere la aplicación efectiva de restricciones a las sustancias reguladas y prohibidas en los artículos que se comercializan. Esto debería complementar los esfuerzos de los actores de la cadena de valor en el ámbito de las listas de sustancias restringidas en el artículo (RSL) y las listas de sustancias restringidas en la fabricación (MRSL). Las iniciativas de los grupos de interés, como la ZDHC, necesitan del apoyo de la industria europea del cuero, en forma de datos e información sectorial de base científica para garantizar su relevancia. Nuestro objetivo es que los curtidores de todo el mundo sigan las normas ambientales y de seguridad de alto nivel alcanzadas en Europa, para proteger la reputación de nuestra industria y su producto.

COTANCE APOYA A LOS CLIENTES DEL SECTOR A TRABAJAR POR LA CONSECUCIÓN DE LOS RETOS DEL PACTO DE LA MODA PRESENTADO A LOS LÍDERES DEL G7 EN BIARRITZ
COTANCE acogió con buen ánimo las ambiciones descritas en el Pacto de la Moda en el ámbito de la sostenibilidad, suscrito por 32 marcas de lujo y moda, muchas de las cuales son buenos clientes de los curtidores europeos. El apoyo de los líderes del G7 a esta iniciativa es importante para lograr el objetivo de que el 20% de la industria mundial de la moda (en términos de volumen) aporte los beneficios ambientales previstos.

La industria europea del cuero comparte los objetivos expresados en el Pacto de la Moda, de siete páginas, y se compromete a contribuir a su consecución. De hecho, COTANCE ha sido pionera en iniciativas de sostenibilidad para la industria del cuero, desarrollando instrumentos para documentar, implantar y certificar buenas prácticas en materia de responsabilidad social y gestión medioambiental. Los instrumentos de COTANCE son generalmente normas abiertas y de libre acceso para cualquier curtidor, en todo el mundo. Además, COTANCE coopera en muchas iniciativas intersectoriales en el seno de organizaciones intergubernamentales como la OCDE, la ONUDI o la CEPE, o con organismos privados como el ICEC, LWG, SAC, ZDHC, que promocionan las buenas prácticas ambientales actualizadas y la innovación en la industria del cuero.

NOTA METODOLÓGICA
COTANCE e IndustriAll-European Trade Union publican el segundo Informe Social y Medioambiental (SER) del sector europeo del curtido para mostrar sus resultados sociales y medioambientales y para definir los objetivos de su hoja de ruta.

La muestra se compone de 79 empresas (5% del total de la UE) de Italia, Alemania, Austria, Dinamarca, Suecia, Reino Unido, España, Francia, Portugal, Hungría y Rumania. Aunque la distribución de los encuestados en los países de la UE no refleja la estructura del sector del curtido europeo, la representatividad en términos de volumen de producción es alta, con un 43% de la producción total de la UE.

Se han recogido datos de las empresas para cada año del periodo de referencia (2016 – 2017 – 2018). Para poder evaluar las tendencias entre la primera y la segunda SER, se han considerado los mismos indicadores clave de rendimiento (KPI), que son los parámetros más significativos para la evaluación de la sostenibilidad. La comparación entre los dos SER se ha realizado en base a los resultados promedio de ambos.

También se incluye un análisis detallado de la variación, a partir de la comparación de los resultados de ambos informes. Los KPIs reportados en las secciones sociales y ambientales son un promedio ponderado de los datos proporcionados por la muestra de empresas que completaron el cuestionario. También se examinaron y comunicaron datos estructurales provenientes de otras fuentes económicas, cuando procedía.

En cuanto a la comparación de los resultados, cabe señalar que las muestras de las dos ediciones de la SER difieren en la representatividad del tamaño de la empresa, el ciclo de producción, la tipología de piel y el país de referencia.

En particular, la encuesta de 2019 se caracteriza por un mayor porcentaje de empresas de ciclo completo (desde piel en bruto hasta cuero acabado). También hubo diferencias entre los informes, en cuanto a la especialización de la producción de las empresas encuestadas y sus opciones en el tratamiento de las aguas residuales. Por lo tanto, no se procedió a la comparativa de algunos KPI, debido a la inconsistencia entre los dos informes. Por ejemplo, en la producción de residuos y la eliminación de contaminantes. Además, la composición diferente de la muestra motivó un ligero aumento en algunos indicadores ambientales (consumo de productos químicos, residuos) debido a las diferencias inherentes a los procesos descritos, lo que distorsionó el resultado final. Por ejemplo, en el segundo informe se incluyó una mayor proporción de fabricantes de cuero de bovino de ciclo completo y de gran volumen para el sector de la automoción que, como se ha señalado anteriormente, refiere más fases de proceso y, por consiguiente, un mayor uso de productos químicos y energía, lo que distorsiona cualquier comparación con el primer informe. Por último, en cuanto a las inversiones ambientales, sólo se han considerado las situadas en el rango de 5.000 a 3.000.000 de euros, excluyendo los datos erráticos de valores muy bajos y las grandes inversiones de capital consideradas «puntuales».

NOTICIAS RELACIONADAS

27 de septiembre de 2022

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias