La buena salud de las exportaciones favorece la actividad del sector textil y de la confección español

 Tiempo de lectura: 4 minutos

Informe realizado por SIMM, Salón Internacional de Moda de Madrid, con datos facilitados por FEDECON, ACOTEX y CITYC.

4 de septiembre de 2011

Los datos de la primera mitad del año 2011 confirman una cierta mejoría de la situación global del sector textil y de la confección. Esta favorable evolución ha venido impulsada, fundamentalmente, por el crecimiento de las exportaciones, que han aumentado un 16,5% en los cinco primeros meses del año 2011, llegando a superar los 3.800 millones de euros. Así lo indica el Centro de Información Textil y de la Confección (CITYC) en su análisis de la coyuntura del sector. En este análisis señala además, que el dinamismo que viven los mercados exteriores, algunos de los cuales muestran signos de estar saliendo de la recesión económica, contrasta con la escasa actividad que aún impera en el mercado español, que sigue lastrado por un bajo crecimiento del consumo, fruto de la crisis. 

Esta visión de la coyuntura del sector Textil-Confección es también compartida por los representantes de las patronales de la industria textil y el comercio en España. Ángel Asensio, presidente de la Federación Española de Empresas de Confección (FEDECON) y presidente del Consejo Intertextil Español y de la feria SIMM ve tanto en el paulatino aumento de la competitividad de los productos españoles, como en el incremento de la confianza de los consumidores los factores que han favorecido este incremento en las exportaciones”. A juicio de Asensio, ante un consumo interior todavía contraído, las empresas españolas deben seguir apostando por crecer en el exterior. Para ello, insiste en la necesidad de “invertir y reforzar los elementos intangibles -la imagen, el diseño y la marca-, imprescindibles actualmente para la industria textil y, además, aumentar el tamaño actual de las empresas mediante fusiones y adquisiciones”. “Estas fusiones -explica Asensio- permitirán a las empresas ahorrar en estructuras, aumentar la rentabilidad y generar más recursos para invertir en intangibles e internacionalización”.

Para Borja Oria, presidente de ACOTEX, Asociación de Comercio Textil y Complementos, “los efectos de la crisis y del desempleo en España han provocado una importante disminución del consumo, que hace necesario   crecer mirando hacia el exterior, hacia aquellos mercados que ya están mejor,  y potenciar la marca España con los diseñadores líderes, tomando como ejemplo a los grandes grupos textiles españoles que gozan de gran prestigio internacional”.   

De enero a mayo, las exportaciones a los países fuera del entorno de la Unión Europea son las que han experimentado un mayor aumento, con incrementos en torno al 23,6%, ofreciendo una diferencia de diez puntos porcentuales respecto a los países de la UE (13,2%). No obstante, el mercado europeo continua absorbiendo la mayor parte de las ventas de productos textiles españoles en el exterior -dos tercios del total-, con Francia a la cabeza, con compras a España por valor de 853 millones de euros, seguida de Portugal, con  590 millones de euros; Italia, con 568 millones de euros y Alemania, con  412 millones de euros.

En el capítulo de las importaciones, también se han incrementado en los cinco primeros meses del año respecto al mismo periodo del año anterior, en un 15,6%. China es el mercado al que más artículos textiles compramos, seguido de Italia, Francia, Turquía e India. 

El empleo cae a un menor ritmo

Para CITYC, el incremento de la actividad exportadora ha tenido también un reflejo positivo en las cifras de empleo, cuya caída va siendo cada vez menor.  Ángel Asensio confirma esta tendencia y afirma que en la actualidad se está viendo como parte de la producción que antes se realizaba en los países asiáticos, concretamente de China, está volviendo a España debido al incremento de los costes en estos países. 

Perfil del consumidor español

Según los datos facilitados por ACOTEX, el gasto familiar destinado a artículos  textiles alcanzó en el año 2010 los 1.190 euros, mientras que el gasto anual por habitante ascendió a 470 euros. Vestido y calzado suponen un 8% de la cesta de la compra. La moda femenina es la que mayor gasto representa -con un  36,1% del total-, seguida de la moda masculina -con el 33,1% del gasto-, la ropa de hogar -que supone el 18,7%-, y finalmente la infantil -con el 12,1%-. 

Diciembre, enero, mayo y junio continúan siendo los meses en los que más compran los españoles, siendo Madrid, Cataluña y Andalucía las comunidades que más gasto destinan a la ropa; mientras que Cantabria, La Rioja, Ceuta y Melilla se sitúan a la cola del gasto. En cuanto a preferencias a la hora de comprar, las  cadenas especializadas son las preferidas, seguidas por las tiendas multimarca, los hiper y supermercados, los  factory/outlet, y los grandes almacenes.

El comercio electrónico también se posiciona como un mercado creciente. De este modo, en el año 2010, 11,7 millones de personas compraron artículos textiles a través de este canal, más del doble que en 2006 (5,1 millones). 

Futuro optimista

Los representantes de la industria textil y de la confección española consultados para este informe se muestran optimistas respecto a la evolución del sector en los próximos meses, en los que prevén mejores niveles de actividad y unas cifras de empleo más favorables, impulsadas, fundamentalmente por el tirón de las exportaciones. 

En lo  que respecta al mercado español, éste podría comenzar a recuperarse en el último trimestre del año, según CITYC. Según las previsiones de los expertos, las perspectivas para los próximos meses son de continuación de la situación descrita anteriormente, con las exportaciones como protagonistas, especialmente las dirigidas a Europa donde, a pesar de los vaivenes económicos y financieros, va apuntalando su recuperación. 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias