IWC presenta el primer gran reloj de aviador con función de cronógrafo

 Tiempo de lectura: 3 minutos

IWC presenta el primer gran reloj de aviador con función de cronógrafo
IWC Schaffhausen ha presentado el Gran Reloj de Aviador Monopulsador Edición «Le Petit Prince», el primer Gran Reloj de Aviador de la Manufactura con función de cronógrafo. El modelo incorpora un cronómetro mecánico que se controla con un único pulsador, bellamente integrado en su inconfundible corona cónica. Esta edición «Le Petit Prince», limitada a 500 ejemplares, presenta su característica esfera azul oscuro con efecto de rayos de sol y caja de acero inoxidable.

3 de enero de 2022

IWC presenta el primer gran reloj de aviador con función de cronógrafo

Los cronógrafos son una competencia clave para IWC, así como el cronómetro mecánico, todo un emblema en su colección de Relojes de Aviador. Y ahora, por primera vez, el fabricante suizo de relojes de lujo añade la función de cronógrafo a su reloj de aviador más emblemático.

«IWC siempre ha buscado soluciones técnicamente elegantes a los retos que plantea la ingeniería. Llevábamos ya un tiempo con la idea de presentar un Gran Reloj de Aviador con una función de cronógrafo, aunque no veíamos cómo encajar los dos pulsadores de cronógrafo a ambos lados de la caja con nuestro inconfundible diseño de caja grande y corona cónica. De ahí que llegáramos a la sorprendente, y al mismo tiempo evidente, idea de utilizar un cronógrafo monopulsador», explica Christian Knoop, director creativo de IWC Schaffhausen.

En homenaje a la conocidísima novela de Antoine de Saint-Exupéry

Como es tradicional en las ediciones especiales de IWC en homenaje a la conocidísima novela de Antoine de Saint-Exupéry, el Gran Reloj de Aviador Monopulsador Edición «Le Petit  Prince» incorpora su característica esfera azul oscuro con efecto de rayos de sol. Dicha esfera se ve completada con una caja de acero inoxidable y agujas chapadas en rodio. Además, las agujas, los índices y los números se han revestido de un material luminoso que facilita la lectura de la hora por la noche.

El cronógrafo monopulsador se controla con un único pulsador integrado en la corona, lo que consigue un modelo muy práctico y cómodo de usar. Cuando se pulsa una vez, comienza un nuevo cronometraje. La segunda vez, dicho cronometraje se detiene, apareciendo los tiempos de parada —de hasta una hora— en el totalizador a las 12  h. Cuando se pulsa el botón por tercera vez, el cronógrafo se pone a cero.

Con indicador de reserva de marcha en la parte posterior del movimiento

El calibre que incorpora, el 59365, es uno de los tres movimientos de cronógrafo de fabricación propia en IWC. Toda una declaración —junto a los movimientos de las familias de calibres 69000 y 89000— del amplio conocimiento que IWC ha atesorado en el diseño y la fabricación de cronógrafos. Además, también es el único movimiento de cronógrafo de la marca de cuerda manual: bastan 70 giros de la corona para que el reloj alcance su reserva máxima de marcha, 8 días. Un indicador de reserva de marcha en la parte posterior del movimiento, visible a través de su fondo de caja de cristal de zafiro, muestra, asimismo, la energía que queda en el muelle principal.

El Gran Reloj de Aviador Monopulsador Edición «Le Petit Prince»cuenta con correa de piel de becerro marrón y cierre plegable, y está disponible en las boutiques y distribuidores autorizados de IWC o bien en Internet en IWC.com. Además, el reloj puede registrarse en el programa My IWC para beneficiarse así de una ampliación hasta los 6  años de la garantía limitada internacional estándar de 2 años.

IWC SCHAFFHAUSEN

En 1868, el relojero y emprendedor norteamericano Florentine Ariosto Jones viajó desde Boston hasta Suiza y fundó la «International Watch Company» en Schaffhausen. Su visionario sueño era combinar los avanzados métodos de fabricación estadounidenses con la artesanía de los relojeros suizos para conseguir los mejores relojes de bolsillo de la época. Al hacerlo, no solo sentó los cimientos del exclusivo enfoque de la ingeniería aplicado por IWC, sino que también estableció la producción centralizada de relojes mecánicos en Suiza.

A lo largo de sus 150 años de historia, IWC Schaffhausen ha afianzado una reputación basada en la creación de complicaciones funcionales —especialmente cronógrafos y calendarios— ingeniosas, resistentes y de fácil uso. IWC, que fue empresa pionera en el uso del titanio y la cerámica, se especializa actualmente en cajas de reloj de avanzada ingeniería fabricadas con los materiales más innovadores, como el aluminuro de titanio y el Ceratanium®. Dando prioridad al principio de «la forma sigue a la función» por delante de la decoración, las atemporales creaciones de la firma relojera suiza plasman los sueños y ambiciones de sus propietarios a lo largo de su viaje por la vida.

IWC obtiene los materiales de forma responsable y toma medidas para minimizar su impacto en el medio ambiente, creando relojes intrínsecamente sostenibles que están diseñados para durar generaciones. La compañía se enorgullece de formar a sus futuros relojeros e ingenieros, así como de facilitar un excelente ambiente de trabajo a todos los empleados. IWC también colabora con organizaciones que trabajan a nivel mundial para apoyar a niños y jóvenes.

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias