Flores, mariposas y motivos naturales, denominador común de las prendas más elegantes para la primavera-verano 2012

 Tiempo de lectura: 5 minutos

Avance de propuestas de una selección de marcas de moda mujer, presentes en los sectores Gala y Class de SIMM.

4 de septiembre de 2011

La frescura y la naturalidad se imponen la próxima Primavera-Verano. La mujer se desprende de la clásica combinación de colores para dar paso a una imagen más espontánea,  original y divertida, en la que, sin embargo, nada escapa a la improvisación. Los motivos florales serán el denominador común de las prendas más clásicas, aunque tampoco faltarán las propuestas marineras y los estampados geométricos multicolores. Los volantes reivindican su vuelta a la moda, fundamentalmente, en mangas, escotes y bajos, tanto en faldas como en vestidos. 

Fiel a esta ineludible cita con la moda, Sonia Peña ha acudido un año más al Salón Internacional de Moda de Madrid para presentar su nueva colección de cocktail y fiesta para la próxima temporada Primavera-Verano 2012, bajo el sugestivo nombre de “Pétalos del Sur”. La diseñadora se ha inspirado en la rosa para realizar una colección que destaca por el brillo de los satenes, la etérea suavidad de las gasas, jacares, la fortaleza de las dobles telas, los otomanes y los tejidos con relieve. Las faldas recuperan volumen para aportar movimiento y elegancia. Los colores de tendencia serán el nude, rojo, azul, blanco y negro, sobre los que se dibujan los estampados florales que dan nombre a esta colección. 

Paloma y María Chacón, diseñadoras de la firma David Christian, se han inspirado en las flores y las mariposas, en el azul del mar, en los colores veraniegos de la playa y en el aire náutico de los barcos de recreo para componer una colección que fusiona mar y tierra. Los tejidos que ha utilizado son crepes con mucha caída, muselinas, guipur y jacquard. También son habituales los estampados con mariposas, jirafas y flores como las hortensias. Los colores que predominan los dividen en tres grupos; los fríos como el azul mar mezclado con topo y gris perla; otra gama de pasteles mezclando el salmón, verde turquesa y tabaco; y por último, los tonos cálidos con rojo y topo, y fucsia con naranja. 

La diseñadora Anna Mora ha concebido una línea que reivindica la feminidad de la mujer a través del vestido y la falda, tanto en sus versiones largas como cortas. Encaje, blonda y guipur, sensuales por naturaleza, lideran los looks, combinados todos con los linos y puntos. Los estampados serán una de las señas de identidad de su colección definidos con prints geométricos y de temática natural: mariposas, flores y plantas exóticas representadas en punto y algodón. Su arco iris está formado por los tonos tierra, rojo, coral, turquesa, rosa y la eterna combinación del blanco y negro. 

La nueva colección de la firma cordobesa Matilde Cano se inspira en la ópera francesa de Bizet “Carmen” con piezas de fiesta y ceremonia, y destaca por la exquisitez a la hora de combinar telas y volúmenes: el tul drapeado juega con la superposición de otras telas, y también propone diversos estampados floreados que evocan a los mantones de Manila. La combinación cromática se basa en colores tostados como el camel, que se entremezclan con el azul turquesa, y detalles en rojo pasión. También encontramos tonos topos, pero de manera muy sutil, tiñendo tocados y otros complementos. 

Clásicos renovados para una mujer sofisticada

El color vuelve a ser tendencia en Vilagallo. Seguirán siendo los cachemires su principal seña de identidad, aunque para la Primavera-Verano 2012, las flores, los cuadros y las rayas también se verán con frecuencia en la colección siendo una continuación del marcado estilo ‘british’ que ya fue protagonista en esta marca durante la temporada Otoño-Invierno. 

Escolá plantea una colección con una línea muy depurada y sencilla que capta a la perfección los movimientos del cuerpo. Los tejidos, de tacto suave y sofisticado, se inspiran en el look de los 60, de este modo, los tejidos sedosos, vaporosos y trasparentes se acompañan de bordados y pedrerías para conseguir un estilo más elegante. En cuanto a las formas, Escolá abre los escotes, apuesta por la falda doble y prioriza los vestidos en movimiento, en los que concederá gran protagonismo a los volantes y transparencias.  

Por su parte, la firma gallega Ponte Punto ha presentado en SIMM la colección “Dace of Prints”, en la que la sofisticación de los años 50 confluye con líneas y volúmenes actuales y urbanos. El diseño de sus propuestas está marcado por un gran elenco de estampados en el que diferentes tonalidades se mezclan entre sí, como el caqui con el lima o el blanco con el color esmeralda. Los matices ácidos se destinan a las camisetas, es el caso del fucsia, el código marinero con toques de coral y azulón y el clásico imbatible: la combinación de blanco y negro. El leopardo y las rayas con flores complementan esta propuesta de estampados y colores. 

Esta colección presenta una amplia variedad de tejidos e hilaturas que sirven como base a vestidos con líneas depuradas, volúmenes trabajados con pequeños frunces y pliegues que dibujan la silueta femenina, complementados con cinturones. Para las noches más templadas, Ponte Punto propone chaquetas cortas en viscosa para acompañar a los vestidos, que para prendas largas son de algodón en puntos fantasía. 

La marca Oky Coky apostará el próximo verano por vestidos lánguidos y vaporosos, jugando con cortes y volantes en mangas, escote y bajos. Los volantes también se dejarán ver en las faldas para conseguir más volumen. En contraposición, se mantienen las faldas entalladas que se ocupan de marcar el cuerpo femenino.

En pantalones, Oky Coky propone tres estilos: el pantalón estilo sastre, al que se le da opción de ensanchar hasta los 26 centímetros; el skinny o pantalón pegado al cuerpo, que presenta cortes laterales en los bajos; y el pantalón tipo zanahoria, que permanece una campaña más como elemento importante. 

Cualquiera que sea la prenda elegida, lo que sí es seguro es que tendrá mucho color. El azul eléctrico, el rojo pasión y el verde se entremezclan con los tonos más naturales y clásicos para proporcionar sofisticación y sensualidad. 

La próxima temporada, la firma coruñesa Alba Conde se tiñe de coloraciones intensas: tonalidades azul turquesa, corales, amarillas y verdes que nos transportan al Pacífico y a su diversidad de fauna marina. Frente a este torbellino de color intenso, la naturaleza irrumpe con sus tonos pastel, tornasolados, crudos y naturales que se reflejan en estampados florales y dulces mariposas que reposan sobre encajes, transparencias y bordados.

La colección AC de Alba Conde se ha dividido en cinco grupos. El primero tiene al índigo como color protagonista. Un azul tinta fuerte e intenso combinado con negro y tonalidades tierra como el camel, el crudo y los naturales, con delicados detalles bordados, presentes en parkas de piel, saharianas, vaqueros y vestidos de punto y antelina perforada. 

El verde acompañado de estampados coloridos, junto con el piedra, el azulón y el blanco conforman el segundo bloque con vestidos impactantes de distintos largos. Para las más arriesgadas, el coral será imprescindible el próximo verano, contrastado con negro y combinado con estampados coloridos que resaltarán toda la belleza de una mujer moderna y glamurosa. 

Los clásicos también vuelven, es el caso de los eternos rojo, negro y blanco que se reinventan en pantalones de rayas, coloridas cazadoras y una gran variedad de vestidos. Por último, propone una línea denim con tonalidades piedra, crudos y azules, perfecta para destacar prendas con flecos, cuadros, rayas y bordados. 

La también gallega Montoto destaca tres líneas para la colección Primavera-Verano 2012. 

Por una parte la denominada 70´s. En ella, Montoto ha mirado atrás en el tiempo apostando por recuperar una tendencia que ha aparecido intermitentemente a lo largo de muchos años, el crochet. Prendas con un aire retro donde este tejido se trenza y se teje para crear vistosos entramados que, junto con flecos y trenzas, darán un guiño fresco y natural a las prendas del verano. Las calidades orgánicas son las que invaden principalmente esta tendencia, en tonos tierra como el beige o el camel, combinada con cintas en plata y dorado que aportan un toque metálico a la colección. 

Por otra parte, en Preppy se encuentra la tendencia romántica unida a prendas básicas que cuidan hasta el último detalle. Diseños muy limpios combinados con volantes, puntillas o calados que aportan un look muy coqueto. Todo sobre una gama de colores empolvados, rosa, amarillo o verde. 

Finalmente, en la línea Navy: las rayas no sólo aportan estilo a las prendas y dotan a cualquier conjunto de un look mucho más divertido, sino que tienen el don de estilizar la figura. El look navy recurre a las anclas y las cuerdas con nudo marinero. El color se reparte entre marino, blanco, rojo dorado y el naranja fuerte. Una escala cromática muy visible en los distintos diseños,  que también se caracterizarán por los detalles en los cuellos, bajos o puños. 

 

NOTICIAS RELACIONADAS

6 de octubre de 2022

4 de octubre de 2022

6 de octubre de 2022

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias