El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, anuncia la declaración como proyecto industrial estratégico para Galicia de la fábrica de fibras textiles impulsada por Altri en Palas de Rei

 Tiempo de lectura: 2 minutos

Alfonso Rueda, presidente de la Xunta de Galicia.
● Señala que se trata de una iniciativa “única en toda Europa” que integra las plantas y pulpa y lyocell e insta al Gobierno a aclarar si va a acceder a fondos europeos.

● Resalta que el mercado de las fibras celulósicas sostenible tiene un alto potencial de crecimiento porque “son más ecológicas que las fibras artificiales” y tienen cada vez más demanda en el sector.

● Con una inversión superior a los 800 millones de euros, la iniciativa prevé producir hasta 200.000 toneladas anuales de lyocell.

● El acuerdo se enmarca dentro de la filosofía de la Ley de simplificación administrativa y de apoyo a la reactivación económica de Galicia, potenciando la captación de inversiones y la generación de empleo de calidad, al tiempo que se mantienen todas las garantías jurídicas, técnicas y ambientales durante la tramitación.

● Se trata de la cuarta iniciativa declarada proyecto industrial estratégico, tras la planta de hidrógeno verde de Reganosa y EDP Renovables, la de neumáticos de Sentury Tire (ambas en el ayuntamiento de As Pontes) y la planta de metanol verde de Forestal del Atlántico en Mugardos.

3 de enero de 2023

Alfonso Rueda, presidente de la Xunta de Galicia.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, anunció este pasado jueves la declaración del proyecto de fibras textiles de Altri en Palas de Rei (Lugo) como proyecto industrial estratégico para Galicia. La iniciativa, única en Europa y enmarcada dentro del Polo para la transformación de Galicia, es la cuarta que alcanza esta consideración, orientada a facilitar su tramitación administrativa. “Se trata de un proyecto innovador y ambicioso para producir lyocell, un tejido de alta calidad, más ecológico que las fibras artificiales y cada vez más demandado por la industria textil de todo el mundo”, subrayó Rueda, quien resaltó que “no hay ningún proyecto similar previsto en toda Europa”.

“Con una inversión superior a los 800 M€, se estima que el centro genere 2.500 puestos de trabajo directos y que genere sinergias con otros sectores clave de la economía gallega, como el forestal y el textil”, resaltó el presidente. Está orientado a la producción de fibras textiles con la previsión de conseguir las 200.000 toneladas anuales de lyocell, un tejido de alta calidad que disfruta de una implantación creciente en la industria textil por representar una alternativa ecológica a las fibras artificiales de origen fósil.



En esa línea, Rueda subrayó que para hacer realidad este proyecto de vanguardia es preciso que el Gobierno “concrete” si esta iniciativa va a recibir financiamiento de los fondos europeos y resuelva otros “aspectos sobre las instalaciones eléctricas necesarias para su funcionamiento”. En este sentido, Rueda recordó que el Consello da Xunta aprobó hace unas semanas la planificación eléctrica que precisa Galicia para mantener y poner en marcha nuevos proyectos industriales y resaltó que ya se lo remitió al Gobierno central para que la planificación sea realidad lo antes posible, no esperar al plazo previsto de 2029.

El proyecto de la fábrica que se va a instalar en Palas de Rei es el único de estas características previsto actualmente en Europa e integra las plantas de pulpa y lyocell, además de favorecer sinergias con otras iniciativas en desarrollo en el ecosistema gallego. Se espera un impacto dinamizador de la zona al priorizar la contratación de trabajadores locales, contribuyendo al objetivo de fijar población en el rural.

La declaración como proyecto industrial estratégico se enmarca en la filosofía de la Ley de simplificación administrativa y de apoyo a la reactivación económica de Galicia que busca la captación de inversiones. Permitirá la reducción a la mitad de los plazos -excepto los relativos a la presentación de solicitudes y recursos- manteniendo las garantías técnicas, jurídicas y ambientales.

La planta cuenta con todos los requisitos para ser proyecto industrial estratégico, ya que supera la inversión mínima de 20 M€ y la creación mínima de 100 puestos de trabajo  -Altri prevé generar 2.500 puestos de empleo directo-. Además cumple con el requisito de que las iniciativas deben complementar cadenas de valor, pertenecer a sectores estratégicos o que estén alineados con los objetivos de la Unión Europea o integrarse en la financiación de los NextGeneration.

La iniciativa se suma a la declaración también como proyecto industrial estratégico de H2Polen, el centro de producción de hidrógeno verde promovido por Reganosa y EDP Renovables en As Pontes; a la de Sentury Tire para implantar una fábrica de neumáticos también en este ayuntamiento coruñés; así como la planta de metanol verde en Mugardos de Forestal de él Atlántico.

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias