Con Under Armour, aprovecha el poder del entrenamiento en frío

 Tiempo de lectura: 4 minutos

Con Under Armour, aprovecha el poder del entrenamiento en frío
Siéntete a gusto con la incomodidad y mejora tu resiliencia física y mental.

13 de diciembre de 2021

Con Under Armour, aprovecha el poder del entrenamiento en frío

Para alcanzar la excelencia, los deportistas Under Armour saben que tienen que salir de sus zonas de confort. Luchar más duro, trabajar más a fondo, pasar… ¿más frío?

La ciencia no miente: entrenar el cuerpo para que rinda en frío puede ayudarte a asegurar que nunca te quedes fuera de combate cuando se calienta la competición.

Para lograr esa ventaja, tienes que entrenar incluso cuando los termómetros caigan en picado este invierno. Hace tiempo que Under Armour ha puesto a prueba a sus mejores deportistas en condiciones extremas para fortalecer su resiliencia física y mental. Ahora quiere crear un movimiento.

Este invierno, la firma invita a deportistas de todo el mundo a que apuesten por el entrenamiento en frío y enciendan una llama que no se apague ni con hielo ni con nieve.

POR QUÉ FUNCIONA EL ENTRENAMIENTO EN FRÍO

La idea es sentirse a gusto con la incomodidad. El entrenamiento en frío es un revulsivo para el cuerpo: fuerza a tu mente a centrarse en aguantar y seguir adelante, preparándote para que triunfes en el futuro cuando te enfrentes a situaciones estresantes o desconocidas. También aporta beneficios físicos en varias fases del entrenamiento, mejorando tanto el rendimiento como la recuperación:

  • Durante el entrenamiento, el cuerpo se ve estimulado por un estresor agudo. La investigación indica que esto puede contribuir a la biogénesis mitocrondrial (adaptación de la musculatura esquelética) (1), aportar una sensación de mayor energía general, y potenciar el reflejo de supervivencia del individuo, ayudándole a tomar decisiones instantáneas y realizar cambios de estrategia con mayor rapidez.
  • En la recuperación, la terapia corporal en frío alivia la hinchazón de los músculos al fomentar la respuesta antiinflamatoria del organismo, previniendo las lesiones musculares y reduciendo los marcadores inflamatorios (2).
  • A largo plazo, el entrenamiento en frío al aire libre puede aportar mejoras en la función circadiana (3), lo que contribuye a aumentar la calidad del sueño, potenciar la respuesta inmunitaria, e incrementar la capacidad del organismo para calmarse tras estar sometido a estresores tales como el ejercicio agotador. Con el tiempo, refuerza el sistema nervioso autónomo, facilitándote la transición entre los estados de alerta y de relajación.

Los beneficios no se limitan solo al cuerpo. Entrenar en un entorno frío puede mejorar también el vigor y la claridad mental, además de promover la confianza en uno mismo y la resiliencia a largo plazo. Si puedes entrenar a tu cerebro para que aguante y siga adelante con el ejercicio en frío, aprenderá a enfrentarse a otras arduas tareas con mayor facilidad.

A PRUEBA EL ENTRENAMIENTO EN FRÍO CON LOS DEPORTISTAS DE UA

Durante los últimos ocho años, el Equipo de Rendimiento Humano de UA ha entrenado a varios de los mejores deportistas del mundo para que superen sus límites mentales y físicos en condiciones extremas.

El pasado mes de abril, el equipo guió a un grupo de deportistas profesionales, que incluía a Jonathan Taylor, Cam Newton, Kelly Wolf, Cody Reed y Alex Aust, en un campamento de entrenamiento a temperaturas bajo cero.

A lo largo de la expedición de cuatro días al Parque Nacional del Monte Rainier, los miembros del grupo realizaron agotadoras excursiones llevando a cuestas mochilas pesadas, así como múltiples ejercicios de meditación y de respiración a temperaturas gélidas, y hasta construyeron cuevas de hielo como refugio.

“Estos atletas son de lo mejor que hay en el deporte profesional, pero nuestro Campamento Frío fue para ellos una auténtica prueba física y mental”, afirma Paul Winsper, Vicepresidente de Rendimiento Humano, Ciencia e Investigación de Under Armour. “Demuestra el poder del entrenamiento en frío a todos los niveles de desempeño. Siempre hay nuevas barreras que superar”.

Jonathan Taylor jugó al fútbol americano en la universidad de Wisconsin y no es ajeno al frío polar. Pero este tipo de entrenamiento era diferente. “Hacía ejercicios que me sacaban fuera de mi zona de confort, y encima con temperaturas de frío extremo. No solo me enseñaron a preparar y mantener mi cuerpo en un entorno frío, sino que también me recordaron que todo radica en no perder la resistencia mental bajo ningún concepto. Eso me vendrá muy bien para los tiempos de descuento y los partidos de la temporada de invierno”, explica Jonathan Taylor.

CÓMO DARLO TODO ESTE INVIERNO

Recuerda: aunque esté diseñado para sacarte de tu zona de confort, entrenar en frío no siempre significa que haya que llevar las cosas al extremo — sobre todo al principio. Siempre debes consultar a tu médico antes de iniciar una nueva rutina de entrenamiento, y es fundamental que escuches a tu cuerpo cuando empieces para asegurarte de que no estás exigiéndote en exceso, ni demasiado deprisa, ni corriendo riesgos innecesarios a temperaturas frías.

Desde el Equipo de Rendimiento Humano de Under Armour te recomiendan tres maneras de arrancar:

  • Olvídate de la cinta: prueba a capear la intemperie en tu próxima carrera en lugar de quedarte en un entorno climatizado cubierto.
  • Date una ducha antes de entrenar: antes de hacer ejercicio, date una ducha fría de 30 a 60 segundos, o un baño frío de 20 a 40 segundos.
  • Ojo con los baños helados: meterte en un baño helado justo después de los ejercicios de fuerza de hecho puede perjudicar tu rendimiento futuro, porque no le das a tu cuerpo el tiempo que necesita para aprender por sí solo cómo calmarse. Mejor, métete en un baño helado un par de horas después del ejercicio para dejar que siga su curso el proceso natural que fomenta la adaptación del crecimiento muscular.

“El frío no debería servir de excusa para no salir fuera o para no hacer algo”, dice Winsper. “El tiempo invernal es una oportunidad para dedicarte a cosas que están fuera de tu zona de confort habitual y crear, en todos los aspectos de tu sistema de rendimiento humano, hábitos de alto rendimiento que de lo contrario normalmente no tendrías”.

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias