Castilla-La Mancha es la segunda comunidad autónoma que mejor resiste el impacto del COVID en las ventas del comercio minorista en 2020

 Tiempo de lectura: 2 minutos

● La tasa de ocupación en la región también resiste mejor los efectos de la crisis que en el resto del país.
● La actividad del comercio al por menor en la región ha caído en un 3,2 por ciento en el conjunto del año pasado después de repuntar cerca de un 20 por ciento en el mes de diciembre, un impacto que reduce a más de la mitad la registrada a nivel nacional, que es del 6,8 por ciento.
● El Ejecutivo autonómico aprobó ayer un nuevo Decreto de ayudas directas para pymes y autónomos de la región dotado con 60 millones de euros y que incluye entre los sectores beneficiarios el comercio al por menor, como una de las actividades más afectadas por la crisis sanitaria.

30 de enero de 2021

El comercio minorista de Castilla-La Mancha ha resistido el impacto de la crisis sanitaria mejor que el del conjunto del país, a tenor de los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística. Las cifras, que hacen referencia a las ventas del comercio al por menor, evidencian el impacto de la crisis sanitaria del COVID-19 sobre la actividad del sector, cuya facturación ha caído de media un 3,2 por ciento a lo largo del año 2020, después de repuntar cerca de un 20 por ciento en diciembre con respecto a las cifras registradas en el mes anterior.
 
En el conjunto del país, la caída provocada por el impacto de la crisis sanitaria es del 6,8 por ciento en las ventas del comercio minorista, lo que sitúa a Castilla-La Mancha como la segunda comunidad autónoma del país con menor descenso, amortiguando a menos de la mitad los efectos del COVID en la facturación.   
 
Los datos de facturación tienen también reflejo en las tasas de ocupación del comercio al por menor, tanto en nuestra comunidad autónoma como en el conjunto del país. En España, el impacto del COVID y los efectos de las restricciones puestas en marcha para frenar el avance de la enfermedad, que incluyó el cierre de toda actividad no esencial durante largos periodos en los meses de marzo y abril, la tasa de actividad ha caído un 2,4 por ciento en el sector, una caída que en Castilla-La Mancha se ha situado en el 1,6 por ciento, amortiguando así el impacto generalizado en el conjunto del país.
 
Esta semana, el Gobierno de Castilla-La Mancha, en la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno, aprobó un nuevo Decreto de ayudas directas para pymes y autónomos, dotado con 60 millones de euros.
 
Este paquete de ayudas, que van desde los 2.100 para los autónomos y desde los 4.000 hasta los 10.000 euros en función de los niveles de empleo en los autónomos con asalariados y pymes, están dirigidas a los sectores más afectados por el impacto de la crisis sanitaria, e incluye entre ellos el comercio al por menor, que podrá solicitar las ayudas desde el próximo martes, tras la publicación del Decreto en el DOCM prevista para el lunes, 1 de febrero.

NOTICIAS RELACIONADAS

OTRAS NOTICIAS DE INTERES

buscar noticias